Opinion

Ing. Electricista (Orientación  Industrial)  Carlos Sustach Rodrigo

ANTECEDENTES:
a).-Abonados: cuenta aproximadamente con 21,000 socios, 30,000 instalaciones, de ellas habilitadas 28000 y en otra modalidad 2,000, ya no se amplían los ramales distribuidores en las calles. El servicio del sistema PHS, para un muy reducido número de abonados, existen 72 antenas de H°A° construidas para unos 60 usuarios que aportan solo 20 bolivianos/mes, todas consumen Energía Eléctrica, de ellas algunas pagan alquiler por el sitio ocupado en los techos de viviendas. Sumando pérdidas, no cubren ni los costos del servicio, peor aún en los costos del Capital invertido.
No está administrada por ejecutivos, ingenieros visionarios de amplia trayectoria, por ello para muchos socios es un misterio lo que en ella acontece, ante el escaso conocimiento del tema mejor no decir nada lejos de la mirada del confiado y apático propietario o “socio”, lamentablemente es un criollo modo de supervivencia en nuestro medio, carente de otras fuentes de trabajo; este manoseo, sucede también en otras Empresas hoy en descredito y fue la solución tanto en la adquisición de insumos para acomodar a los parientes. Las vanas explicaciones ya no convencen a nadie más bien muestran la habilidad y astucia en el manejo de la ley para narrar el viejo “cuento del tío”
b).-LAS CENTRALES “SIEMENS” e “ISKRATEL” ubicadas en el edificio de la calle Suipacha
Para aquel tiempo la Planta adquirida resulto un tanto sobre dimensionada se desconocía la demanda, hoy llamada la “planta vieja” para adquirida solo para la “telefonía”, consta de una docena de formidables y voluminosos equipos de origen Alemán “Siemens” moderna para aquel tiempo hoy su tecnología fue superada, en una reñida arena de competición entre los países más desarrollados que la población conoce por la magia de la globalización en las Redes, los improvisados administradores no estuvieron preparados para sobre vivir al tremendo impacto del uso de los satélites coordinando con la innovación de quien uniera los eslabones del celular genios como fuera Mr. STEVE JOBSS con el entretenimiento que borra las distancias me refiero al imparable “IPHONE”.
La tecnología obsoleta ya no es competitiva las modernas competidoras, Entel, Tigo, Viva Tel etc. utilizando redes inalámbricas o de fibra de vidrio. Meritoriamente arrastra a los abonados descontentos.
Su vida útil simplemente ha concluido los nuevos equipos comprados de menor volumen hace solo unos pocos años atrás, para atender a los pioneros en disfrutar de los servicios del Tele cable y el Internet desde su vivienda motivó a que se adquieran los equipamientos “NGN” implementado por el fabricante “Iskratel”. Y otro para el sistema “PHS”, adquiridos a un intermediario de Santa Cruz de la Sierra.
Lamentablemente estos costosos equipos por los cuales se cancelaron más de cinco millones de dólares llegaron incompletos, al punto que no cumplieron el papel principal para el que fueron adquiridos, cuál era vincular en el servicio prestado por Cosett con sus similares del resto del país vinieron; faltando componentes importantes Hoy esa tecnología también fue superada.
Hoy en conocimiento real del tamaño del mercado local y de la veloz carrera de la competencia los técnicos coinciden en sugerir la adquisición inmediata de una nueva de tecnología de nueva generación y capacidad 100, 000 usuarios de los tres servicios que incorporan imágenes en tiempo real para todo el hemisferio:
c) LA RED EXTERNA.-o de distribución.
En sus orígenes la Red desde la Planta a cada vivienda del usuario fue construida con conductores de cobre aislado soportada por postes en parte de madera, otras de tubulares, y las más de las veces sobre las fachadas de las viviendas de modo que las líneas que partían desde la central llegaban a unas cajitas y de ahí partían conductores de cobre de poca sección denominados “pares” de cobre para cada usuario en un entorno de calles y manzanas hoy continúan soportadas en parte por los nuevos postes de H°A° o viejos postes de madera que por no dejar el cableado de la cooperativa Setar no los puede retirar.
Por la Demanda de los tres servicios, el cobre en los tramos principales fue reemplazado por la “Fibra óptica”, para las troncales de la red, en Anillo y la estrella finalmente para las radiales de Distribución masiva.
Esta configuración de la red en servicio es un modelo “Hibrido” al igual que la Central que posibilito satisfacer las necesidades por un periodo o tiempo cuya vida lamentablemente ha concluido y que partiendo de estas vías de Fibra de Vidrio por acometidas en conductor de cobre a los domicilios continúan limitando la velocidad de los servicios digitalizados y por no disponer de ellos en el almacén se impiden los traslados a las áreas periféricas, ocasionando malestar y la migración de los abonados a otras firmas competidoras.
d).-CONCLUSIONES: Las nuevas tecnologías denominadas de modo abreviado ”IP” abreviatura de Internet por Paquetes está condicionada si o si al uso exclusivo de la fibra óptica desde el inicio en la Central hasta el último usuario.
Con los conductores de cobre tal como nació la Planta Vieja se vinculaba o conmutaba un par “entre quienes realizaban un dialogo” se denominaba entonces esta tecnología de “Conmutación de circuitos”.
Las ventajas de la fibra óptica son requeridas por las nuevas tecnologías tales como “FTTH” o mejor decir FTTX siendo la X la Fábrica, un domicilio, una oficina, un mercado etc. Que manejan paquetes que inter actúan de modo libre y simultaneo y que la cooperativa brinda limitadamente.
Esta es la meta a la que debe acceder nuestra Cooperativa de modo similar al resto de las Cooperativas en todo el país la nuestra no dispone de fondos ni para pagar sueldos a todos sus trabajadores por esta razón quienes conocen el tema y que son muchos, están divididos, a saber quiénes apuestan a su venta antes del inevitable quiebre y otros optimistas quienes sugieren que con la adquisición de una moderna Planta y renovando las redes y para una proyección de 20 años debe INVERTIRSE AL MENOS UN MILLON DE DOLARES DE INMEDIATO el mismo que se recuperaría antes de los dos años de servicio, con un nuevo reglamento, y nuevo personal ejecutivo de carrera con una meta tecnológica a nivel de ingeniería de superación y no de lechería contable.
e).-SU ÚLTIMA CARTA Y MÁS VALIOSO RECURSO DE COSETT.-
1.-El número de sus abonados, 2.-El céntrico y magnífico edificio bien equipado 3.-La pericia adquirida y demostrada por sus Ingenieros 4.-La mano de obra calificada lograda por su personal de las cuadrillas y de la planta.

Gary Antonio Rodríguez
Álvarez (*)
Facebook.com/Garyantoniorodriguezalvarez

El problema no es de ahora pero hay que solucionarlo, pues de otra forma cada vez serán más los afectados. La delincuencia en el país se acrecienta y, pese a que se trata de un problema estructural, quien siempre termina “pagando el pato”, es la Policía Boliviana.
Se critica al policía -un ser humano como Ud. o yo, esposo, padre, hijo- se lo insulta, se lo tilda de corrupto, pero…¿da el Estado a la Policía las condiciones adecuadas para actuar? ¡Veamos!
Por definición, los policías están mucho más cerca de la ciudadanía que los militares, pero mientras los soldados están seguros en sus cuarteles, los policías se exponen a la agresión en las calles a la hora de imponer el orden o enfrentar al crimen organizado, bien pertrechado frente a una Policía impedida de portar armas de uso militar. Por eso hay más heridos y muertos en sus filas que en las FFAA.
Pero hay más: no solo que el presupuesto para los policías es muchísimo más bajo que el asignado para los soldados, sino que -en promedio- los sueldos de éstos duplican a los de la Policía Boliviana, del grado de Teniente Coronel para abajo. Los policías tampoco cuentan con implementos adecuados para su mínima protección y…¿sabía Ud. que su arma de reglamento la tienen que comprar con sus propios recursos? Para rematar: los militares se jubilan con el 100% de su sueldo, los policías solo con el 70%.
Siendo las principales funciones del Estado el administrar justicia, garantizar la seguridad ciudadana, realizar obras públicas y resguardar la propiedad privada, ¿no debería realizar las mayores inversiones en educación, para preparar hombres de bien en base a principios y valores éticos y morales que lleven a prevenir el delito; en salud, para forjar personas aptas física y emocionalmente para un trabajo digno; y en seguridad, para prevenir, combatir y castigar la delincuencia?
En lo operativo, la solución pasa por una mayor asignación presupuestaria y una coordinación entre el Gobierno central y los gobiernos subnacionales -a partir de la voluntad que tenga el primero con éstos, siendo que la CPE establece que tal materia es de su directa competencia- a fin de: prodigar un mejor equipamiento, entrenamiento, especialización y retribución del policía; y, trabajar también desde la familia, los colegios y universidades en contra de la delincuencia.
Mientras tales limitaciones no se superen y el crimen siga aumentando, con la mano en el pecho: ¿Se animaría Ud. a ser un policía en Bolivia? O…¿dejaría que su hijo lo fuera?

(*) Economista y Magíster en Comercio Internacional

ROGER ALEJANDRO BANEGAS RIVERO***

La balanza comercial es la diferencia entre exportaciones e importaciones de bienes comprados y vendidos con el resto del mundo. Si un país vende más de lo que compra se registra superávit comercial o déficit en sentido opuesto.
La economía boliviana presentó un giro de superávit a déficit comercial en el 2014, con el inicio en la caída en los precios del petróleo y su efecto retardado (rezagado) en los precios de los hidrocarburos (2015, 2016).
El auge (boom) en el rumbo de las exportaciones y la balanza comercial máximo fue en el 2008 y el 2012, con una cima del 12% como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), el déficit comercial observado (2015 al 2017) es equivalente al 3% del Producto Interno Bruto, cuyo valor no es estrictamente coyuntural sino será permanente hasta el 2022, como fruto de una lenta recuperación en los precios de las materias primas (según estimaciones de modelos cuantitativos de pronósticos económicos).
En otras palabras, la economía boliviana funcionará a déficit en la balanza comercial hasta el 2022 (en un escenario corto), con un déficit promedio anual entre los 1000 y 1300 dólares por año.
La incidencia negativa de la balanza comercial afectará al déficit en cuenta corriente (registro contable con el resto del mundo), en la misma magnitud y por lo tanto, durante el período 2017-2022, se espera una nueva pérdida de reservas internacionales entre los 5.000 y 6000 millones de dólares (pérdida de divisas).
Una alternativa para evitar la pérdida en las reservas internacionales, se centra en el incremento del endeudamiento externo (con el resto del mundo) como fuente alternativa de financiamiento.
El déficit en la balanza comercial ocurre porque la economía está creciendo por encima de su capacidad estructural de crecimiento económico, afectándose negativamente a la balanza comercial.
La economía boliviana se enfrenta en una disyuntiva para el corto plazo, entre lograr mayor crecimiento en la actividad económica o entrar en menor déficit comercial.
El aumento en la demanda interna (gasto de las familias, empresas y el gobierno) por encima de su capacidad de ahorro, incrementa el nivel de déficit del sector externo. Las principales implicaciones de política se centran en buscar un crecimiento sostenido, acorde a la generación de ingreso y ahorro de la economía boliviana, para alcanzar los equilibrios macroeconómicos.

Ex – Director del Inst. Inv. Econ. Y Soc. IIESJOM, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ***

(*) Juan José Toro es Premio Nacional en Historia del Periodismo.

La primera acepción de “nimiedad” es “pequeñez, insignificancia”. Se utilizó la semana pasada, cuando se habló del reclamo de los potosinos por el hecho de que la Alcaldía de La Paz declaró a la salteña como patrimonio de ese municipio. “Se ocupan de nimiedades”, dijeron, torcieron la nariz y se dedicaron a asuntos que, para ellos, son más importantes.
Puede ser que haya nimiedades que ocupen el tiempo de los columnistas, particularmente de quien escribe estas líneas, pero la gastronomía no es una de ellas.
Aunque sea definida simplemente como el “arte de preparar una buena comida”, la gastronomía es, más bien, el estudio de la relación del ser humano con su alimentación y su medio ambiente. Eso significa que, si de comida se trata, se estudia no solo su historia y sus efectos en sus respectivas sociedades sino también los procesos en torno a los alimentos que se emplean y la forma de cocinarlos.
Es por eso que la Unesco ha incluido en su lista del patrimonio cultural inmaterial a platos como el washoku, de Japón; el lavash, que aparece hasta en seis países; o el mástique de Quíos, Grecia.
Para declarar patrimonio a un alimento, se toma en cuenta su carácter representativo y si es tradicional, contemporáneo y viviente a un mismo tiempo. Se incluye, también, la historia, los procesos de producción, la práctica y el arte de prepararlo.
Cuando se habla de la representatividad, es preciso identificar el origen del alimento ya que se puede dar casos como el del lavash, que es el mismo pan plano en Armenia, Azerbaiyán, Irán, Kazajstán, Kirguistán y Turquía, o algunos tan específicos como el mastiha o mástique que es una resina extraída de una especie de Pistacia Lentiscus que solo se produce en la isla griega de Quíos. Como se ve, no solo se menciona al país sino al lugar donde se originó el alimento.
En el caso de la salteña, esta es una empanada que, como tal, tiene origen árabe. Los españoles la trajeron a América en tiempos coloniales pero en una ciudad, Potosí, se la transformó en el bocadillo rápido que es hoy; es decir, cocinado con un solo disco de masa y con la característica del caldo y el picante que tiene ahora. Los investigadores especifican que la transformación se atribuye a la esposa del capitán castellano Francisco Flores, doña Leonor de Guzmán, quien, en su afán por combatir el frío de Potosí, alteró la empanada como se ha dicho. Bartolomé Arsanz de Orsúa y Vela ubica estos sucesos alrededor de 1585. Años después, en 1776, doña Maria Josepha de Escurrechea y Ondusgoytia incluye a esa empanada con el nombre de “pastel en fuente” en un recetario que fue recientemente rescatado por Beatriz Rossells.
El denominativo de “salteña” proviene del gentilicio de Salta y es republicano. Antonio Paredes Candia lo atribuye, junto al origen mismo de la empanada, a la familia de Juana Manuela Gorriti que emigró a Bolivia en 1831. El autor de “Crítica de la sazón pura”, Ramón Rocha Monroy, pone en duda la versión ya que la receta de la empanada de Juana Manuela no se parece a la boliviana. El historiador Walter Zavala dice que el bocadillo se llamó “salteña” desde 1832, cuando doña Corina Pueyrredón, oriunda de Salta, comenzó a vender las empanadas de caldo en la Villa Imperial. Pero su origen es anterior, muy anterior…
Ese es apenas un esbozo de la historia de esta empanada boliviana que, como se ve, tuvo su origen en Potosí.
Y su historia no es una nimiedad sino que, por su representatividad y tradición, merece formar parte de la oferta de una ciudad que, como Potosí, necesita del turismo para subsistir al margen de la minería.

Víctor Corcoba Herrero/ Escritor
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A veces nos desvela el mañana, y apenas hacemos nada por vivir el presente, o por aprender del pasado. Quizás deberíamos hacer memoria, al menos para entusiasmarnos y rescatar sabiduría, pues son las vivencias las que nos hacen recobrar los referentes y las referencias. En efecto, no se puede caminar sin reconocerse cada día, con los gozos y las cruces, haciendo historia tanto de los buenos momentos como de aquellos más difíciles, con los que hemos crecido interiormente. Ojalá lleguemos a reencontrarnos todos con todos, a no discriminarnos, y a mirar el futuro con la esperanza del deber cumplido, el de un mundo más hermanado.

Por desgracia, somos una sociedad de contrastes, por una parte todo se universaliza y se fusiona, mientras cada vez más los actos de barbarie se incrementan. A propósito, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de Naciones Unidas (CERD), órgano de expertos independientes cuya misión es la de examinar el uso de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial por los Estados partes, comienza sus sesiones en estos días en Ginebra. Estaremos atentos a sus comunicaciones. Ecuador será el único país de América Latina examinado durante este periodo, los días 8 y 9 de agosto. Canadá, Rusia, Kuwait, Djibouti, Nueva Zelanda, Tayikistán y los Emiratos Árabes Unidos serán los otros países evaluados.

Me da la sensación que los moradores de muchos pueblos autóctonos aún sufren mucho a causa de las segregaciones. Ahora bien, mientras la solidaridad no se teja entre los Estados, pero también entre las familias, la deshumanización, los rechazos, las conductas racistas y xenófobas, tampoco van a cesar, puesto que en lugar de mirar al pasado con retentiva purificadora para afrontar serenamente otro porvenir más armónico, solemos hacerlo con lenguaje interesado y poco reparador, más bien con rencor y revancha. Una sociedad como la nuestra, tan globalizada por una parte y por otra tan cerrada, requiere reeducarse en la serenidad, pero con otra visión más auténtica y tolerante.

La falsedad en todo y hacia todo, la proliferación de pedestales corruptos que se creen vencedores, la manipulación ideológica o política llevada a extremos que nos dejan sin alma, la deslealtad para con uno mismo, hacen imposible que germinen relaciones sociales reposadas. De ahí, lo necesario que es hoy en día hablar claro y profundo, de verdad y con la verdad por delante, aunque nos cueste la misma existencia. Al fin y al cabo, únicamente el espíritu libre, que se somete a esta atmósfera verdadera, es capaz de conducirnos y de reconducirnos hacia el horizonte de bien y de la bondad que anhelamos, cuando menos para sentirnos en paz con nosotros mismos.

En consecuencia, hemos de mirar hacia atrás siempre, no para volvernos, sino para tomar ese impulso que todos nos merecemos, el de la luz, o si quieren el de la ilusión. Si la voz de los líderes religiosos es vital para prevenir los genocidios, también la voz de esa ciudadanía generosa, implicada en temas sociales, es fundamental, ya que con su acción reconciliadora, mengua cualquier forma de resentimiento que la herencia del pasado nos hubiese dejado. Es público y notorio, por tanto, que la lucha contra la discriminación demanda de una transformación personal interna; sí, del corazón. Urge prevenir la curación de los recuerdos, ese perdón por el que el Papa Juan Pablo II llamó en su último Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, cuando dijo: "No hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón: no me cansaré de repetir esta advertencia a aquellos que, por una razón u otra, nutren sentimientos de odio, deseo de venganza o voluntad de destruir”.

Dicho lo anterior, pienso que no debemos perder de vista la necesidad de retomar el camino del diálogo, y así poder restaurar otros ambientes más propicios para las negociaciones de acuerdos, ante la multitud de conflictos que nos acorralan. Tenemos que evitar provocaciones, actuar con mesura; y, sobre todo, con tesón y paciencia intentar aminorar confrontaciones. Sé que no es fácil en un mundo tan convulso como el presente, con una sociedad tan polarizada y presionada por liderazgos que no entienden de comprensión, sólo de armas, pero hemos de recordar, haciendo memoria de nuestra existencia, que estamos en el mundo para vivir, no para matarnos unos a otros. Pensemos que si la justicia se defiende con la gnosis, también la paz llega abrazándonos, sabiendo que son los sentimientos los que nos hacen dejar de ser piedras. ¡Apostamos por esta expectativa de cambio!

Rafael Villarroel

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE), es un tema que se puesto en actualidad y corresponde analizar los elementos que hacen a ésta para obtener un concepto claro de este nuevo instituto. Asimismo debe ponerse en claro cuál es el desarrollo que ha tenido en el mundo, de manera especial el papel que ha jugado en América Latina y en Bolivia, para finalmente ver la incidencia que ha tenido en el plano de las Empresas Públicas Estatales.
El concepto de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), surge en el mundo a partir del cuestionamiento a la fría visión empresarial, la necesidad de humanizar a las grandes corporaciones y racionalizar la lógica de producción y reproducción del dinero asumiendo que más allá de producir utilidades, la empresas han afectado en una determinada medida su entorno y que deberían destinar una parte de sus ganancias para devolver a la colectividad lo que han sacado de ella. Producto de ese cuestionamiento las grandes corporaciones idearon la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) como un proceso de mejoramiento de la imagen de las empresas en su relacionamiento con la sociedad. Reconociendo que las empresas han afectado su entorno y asumiendo que deben resarcir al medio en el que se desenvuelven ya sea mejorando la calidad de vida de sus actoresmás cercanos o reparando la perturbación que han producido en el medio.
Ahora, debe tenerse en cuenta que no todo regalo o donación es necesariamente un programa de RSE, ya que esto induce fácilmente al error de pensar que cualquier empresa que hace un regalo, es una empresa socialmente responsable. Para evitar ese error es comúnmente aceptado que para que un programa de RSE sea tomado como tal, debe cumplir con algunos requisitos mínimos, primero que se encuentre enfocado a un grupo de personas, que persiga objetivos claros y que goce de estabilidad en el tiempo. Todos estos elementos permiten que una empresa socialmente responsable afecte una determinada cantidad de recursos a ese objetivo para obtener un resultado palpable en el tiempo.
Todo esto, sin embargo, no es gratuito sino que en lugares como Europa o Estados Unidos es tomado como una inversión puesto que la mejora de su imagen repercute en primer lugar en la cotización de sus acciones, ya sea mejorándola o evitando que se deprecie al ser catalogada como una empresa “sin corazón” y en segundo lugar repercute en la buena publicidad gratuita que se recibe por el desarrollo de los programas de RSE.
En América Latina la historia es un poco distinta, la RSE se ha tornado en una exigencia de los estados y de la sociedad misma producto de la falta de interés que siempre han demostrado las trasnacionales a tiempo de desplegar sus inversiones en territorios de países pobres. Por lo que en estos países no es un tema de orden voluntario sino que obligatorio.
En Bolivia los programas de Responsabilidad Social Empresarial nunca tuvieron lugar puesto que el empresariado boliviano se caracterizó por su relación incestuosa con la clase política, para apoderarse de los recursos del estado mediante las contrataciones públicas o adjudicarse explotaciones de bienes o servicios mediante concesiones. Este panorama se vio modificado cuando producto de la capitalización se implementó el sistema de regulación sectorial y se regularon los mercados de telecomunicaciones, transportes y servicios por la entrada de grandes trasnacionales en estos sectores del mercado boliviano. Ante esta presencia las agencias de regulación comenzaron a exigir la implementación de programas RSE a los agentes regulados; dando lugar a las primeras implementaciones de Responsabilidad Social Empresarial en Bolivia.
En el sector privado no regulado, la mayoría de los supuestos actos de RSE no son más que un mero acto de donación filantrópicay son muy escasos los programas de RSE que se desarrollan en la actualidad y entre ellos resaltó uno que fue iniciativa de una de las empresas cementeras más grandes de Bolivia que terminó convirtiéndose en un vehículo de campaña del entonces propietario y a la fecha no se sabe nada mas de los centros de ese programa RSE.
Como conclusión de esto ultimotenemos; primero, que la suma de estos programas no representa ni un mínimo del capital de estas empresas; segundo, la mayoría de estos actos de RSE son un cumulo de donaciones que son desarrollados por un mínimo de empresas del tejido empresarial del país; y tercero, en algunos casos, solo ha servido para distraer recursos de la sociedad comercial para fines políticos .
Ante este horizontemás o menos sombrío del aporte del sector privado en cuanto a RSE; descubro con asombro al revisar las cifras publicadas en el libro de “Las Empresas Publicas en el Nuevo Modelo Económico Boliviano” que el programa de Responsabilidad Social Empresarial más grande de Bolivia, además del más extendido en el tiempo es desarrollado por las empresas publicas bolivianas que han destinado más de cuatro mil millones de bolivianos de sus utilidades para financiar el pago del bono Juancito Pinto. Este programa, ha dado lugar a articular una importante política de Estado que se traduce en la apuesta más importante por la niñez y juventud boliviana que ninguna empresa ha realizado. Siendo además indiscutible el impacto que tiene el pago de este bono en la población escolar reduciendo los índices de deserción y mejorando la calidad de vida de los beneficiarios. Toda vez que este es un programa que ha gozado del reconocimiento internacional como política pública.
En constraste,la actitud que ha asumido históricamente el empresariado de estar alrededor del gobierno para absorber los recursos que éste dispone para la ejecución de políticas públicas sin que realmente hayan asumido un compromiso con su entorno en función al impacto que causan, más allá de lo exigido por la normativa vigente y exige que el empresariado boliviano debe dejar la laxitud con la que asume temas de inversión y revisar sus estratégicas de abordaje del mercado boliviano y el de exportación para dejar de pedir subvenciones y dadivas al gobierno para encarar definitivamente sus obligaciones con el crecimiento del país y la responsabilidad que tienen en función a los beneficio que obtienen de la sociedad en su conjunto.

LUPE CAJIAS

En la lejana adolescencia, cuando no sabía lo que era vivir bajo un régimen estalinista, la iniciación de relaciones diplomáticas entre Bolivia y la Unión Soviética fue la apertura a un mundo cultural deslumbrante, desde la presencia del director ruso en la Orquesta Sinfónica Nacional hasta otras actividades.
Hace poco recordaba Alfonso Gumucio el significado de la llegada del poeta Yevgueni Yevtushenko (Eugenio Evtuchenko), gestionada por la Universidad Mayor San Andrés. Ese recital fue para mí una epopeya y el viernes 11 junio de 1971 me fui muy temprano a ganar butacas en la segunda fila del Paraninfo Universitario. La numerosa familia quería escuchar al gran poeta pues durante días mi padre nos había contado sobre él y sus poemas. “Presencia” le dedicó muchas notas. Escuchar a aquel enorme ser, desgarbado y mítico, de voz algo seca, recitar en ruso y en español, fue maravilloso. Sentí que el mundo llegaba a La Paz todavía provinciana. Aprendí a amar a Alexander Pushkin para siempre.
El ciclo de películas rusas en el Cine 6 de agosto fue otro gran momento. La premier proyectó “La Guerra y la Paz” (1967) que había cosechado grandes premios. La intervención de 120 mil soldados, “de verdad”, impresionaba a los espectadores. Imposible olvidar la llegada de la mejor Natascha de la historia del cine, Ludmila Savelyeva. Ella esperaba al ingreso, en ese maravilloso hall con la escalera de espiral, vestida de azul y con el ramo de flores en sus brazos. Trémulo el poeta y crítico de cine Julio de la Vega besó su mano. Lloramos y sentimos el film como sólo puede suceder en una sala a oscuras. No faltaron las versiones sesenteras de “Ana Karenina”, “Crimen y Castigo” y el mejor “Don Quijote”, en blanco y negro, con el flaquísimo actor y su larga lanza y el Rocinante que se partía en dos mientras intentaba trotar con su amo. Ludmila apareció después en “Los Girasoles de Rusia” junto a Sophia Loren.
Por ello fue muy emocionante asistir hace poco a un acto organizado por el Colegio ruso boliviano para recordar hechos históricos de la Segunda Guerra Mundial. La URSS fue la nación que sufrió más bajas, entre ocho millones, la cifra más conservadora; otros calculan 40 millones. De tiempo vi videos sobre la guerra, afiches de la Revolución centenaria, desde la versión rusa y no desde Hollywood.
La historiara Eugenia Bridikhina interpretó una canción dulce y dolorosa sobre aquel que regresa a casa dejando tantos amigos en el campo de batalla. Ojalá siempre podamos conocer diferentes versiones sobre los hechos de la historia.

Más artículos...

Ads Banners