Opinion

 Jimi Ortiz Saucedo

() Noticia: Cívicos y privados piden concretar Puerto Busch (El Deber 1-06-18).- A raíz de los nueve días de paro aduanero en Chile y las cuantiosas pérdidas para los exportadores bolivianos, hoy jueves el Comité pro Santa Cruz y las diferentes instituciones que la conforman, determinaron pedir al presidente Evo Morales hacer viable la construcción de Puerto Busch en el corto plazo.

() Comentario: Si bien Puerto Busch es un añejo anhelo Cruceño, hoy más que nunca es una imperiosa necesidad para Bolivia. No podemos seguir dependiendo de la buena o mala voluntad de los chilenos, para mover nuestro comercio exterior con ultramar.

Puerto Busch es la salida al mar que Bolivia olvidó (blogjimiortiz). El centralismo de ayer y de hoy ha tenido un trato disímil respeto a las vías de salida al mar por Oriente y Occidente. La salida del Pacifico tuvo todo el apoyo: una guerra en el pasado y una demanda ante la Haya en el presente. Por el contrario, nunca se tomó en cuenta nuestro reclamo en el Memorándum de 1868. Puerto Busch y el Polo de Desarrollo del Sudeste, duerme el sueño de los justos.
HA SIDO MUCHA BARBARIDAD NO DESARROLLAR EL ÚNICO PUERTO SOBERANO QUE TENEMOS, Y SEGUIR LLORANDO MÁS DE 100 AÑOS EL QUE NO TENEMOS. Puerto Busch ha sido claramente discriminado, si hubiera estado ubicado en occidente, hace años sería una realidad. Su antipatriótica mentalidad no les permite entender, que perjudicando a Santa Cruz, se perjudica también a Bolivia.
Un poquito de historia. Bolivia nació a la vida independiente con tres vías soberanas de salidas al mar, dos por Oriente y una por Occidente. Lo recuerdo porque la mayoría nacional no lo conoce. Estas vías son:
Primera. - Por la Cuenca del Plata, navegando los ríos multinacionales que hoy conocemos como la Hidrovía Paraguay-Paraná.
Segunda. - Por la cuenca del Amazonas, navegando los ríos nacionales afluentes del rio Madera primero y Amazonas después. Estas dos vías fueron la usada para las exportaciones cruceñas y benianas a ultramar, en los siglos XVIII y XIX.
Tercera. - La vía que perdimos con Chile, en la Guerra del Pacifico.
Como decía líneas arriba, Puerto Busch es un añejo anhelo Cruceño, venimos demandando su construcción al sordo Estado nacional por casi 150 años.
El memorándum de 1868 decía: "Cuando el Departamento de Santa Cruz, no obstante la inagotable exuberancia de su fecundo suelo, languidece por la falta de vías de comunicación que lo pongan en fácil contacto con el mundo exterior (...) que sobre los márgenes del Madera y Paraguay, a cuyos territorios tiene Bolivia incontestables derechos, se establecieran puertos propios y cómodos, que asegurasen independientemente el comercio nacional".
El memorándum de 1904 decía: "Comprendemos que esta situación insoportable de vasallaje comercial, sea resultante impuesta por la fatalidad de los acontecimientos internacionales desfavorables a Bolivia. Pero no llegamos a comprender por qué los gobiernos, desde la pérdida del litoral, no facilitaron la única salida natural que le quedaba a Bolivia: el Atlántico por la vía del río Paraguay".
Insto a cruceños y bolivianos, a leer estos dos luminosos documentos, que muestra la grandeza y calidad de los Cruceños de antaño. Lo que Santa Cruz es hoy, no es fruto del acaso, la mente el corazón Camba están en ello. La planificación estratégica, fue la base de nuestro progreso económico y social.

Este puerto figura también en la reciente agenda nacional, desde hace 14 años:
La Ley No 2542, de 4 de noviembre de 2003; firmada por Hormando Vaca Diez, expresa en su artículo primero: "Declárase de Prioridad Nacional, la construcción de un puerto de exportación denominado "PUERTO BUSCH" en el Departamento de Santa Cruz, como vía alternativa de exportación de la producción nacional".
El Decreto Supremo No 1771, de 17 de octubre de 2013; firmado por Evo Morales, expresa en su artículo único: "Se autoriza al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas asignar recursos del Tesoro General de la Nación - TGN de Bs. 24.207.414, a favor del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, para la ejecución de la "Construcción Terminal de Carga Puerto Busch". La administración de la Terminal de Carga, una vez concluida, estará a cargo de la Empresa Siderúrgica del Mutún - ESM.
Un apunte final: de acuerdo con los antecedentes históricos, el Triángulo Dionisio Foianini es catalogado como una zona geoeconómica de gran importancia para este país y fue conquistada, tres años después de finalizada la Guerra del Chaco (1932-1935), entre las destacadas figuras militares está el "chiquitano" Germán Busch Becerra, quien lideró para librar una intensa batalla diplomática y, con la ayuda de Brasil, conquistaron una salida soberana en la margen occidental del río Paraguay (.) Tiene 48 kilómetros de playa donde se pretende construir desde hace décadas el puerto Busch (El Diario 19-04-15).
¡Como cuesta hacer progresar a este pobre país! Como cuesta luchar contra la miopía, la envidias y la mediocridad de "estadistas" de cuarta. Bolivia ha sido yeta con su clase política, no me cansaré de repetirlo.

Humberto Vacaflor Ganam

Como batidos por un fuerte viento sur, los regímenes populistas están desapareciendo de la región, dejando la tarea de juzgar a los corruptos.
Se podría identificar un patrón en lo que está dejando este viento, que permite predecir lo que pasará con los responsables de cada uno de los festines de demagogia y corrupción.
Lo que ha hecho Rafael Correa en Ecuador podría ser tomado como el extremo de la previsión. Ha abandonado su país, con críticas para el sucesor que él mismo impuso mediante en fraude. Y ha decidido vivir el resto de su vida en Bélgica, seguro de que allí no llegará jamás ni el populismo ni el socialismo. Para llegar a ese desenlace, Correa renunció a la re-reelección que le pedían sus cómplices.
Luiz Inácio Lula da Silva optó por quedarse a medias, dejando en el cargo a una heredera de formación y raza rusas, pero ahora ha descubierto que falló en un detalle: no había destruido totalmente el órgano judicial. Desde la justicia le llegó el castigo: debe ir a la cárcel por casi diez años.
En previsión, ha dejado un partido fundado en las prebendas y el reparto de la corrupción, partido que ahora le ofrece librarlo de la cárcel haciéndolo presidente nuevamente. Este plan parte de la creencia de que el electorado es deficiente mental.
Cristina Fernández de Kirchner apuesta ahora a la amnesia de los argentinos. Quiere volver a la política en busca de impunidad. Dada la fama del peronismo, no podría descartarse que lo logre.
Y Nicolás Maduro, aferrado en uñas y dientes al poder, buscando la impunidad por medio de la permanencia, muestra el colmo de la desesperación del corrupto e inepto. Una revolución podrida lo respalda desde una isla caribeña.
Y así llegamos a Bolivia. El presidente Evo Morales sigue repitiendo, con su estilo de confundir al interlocutor, que quizá en 2019 se vaya nomás a su chaco en Chapare. Eso lo dejaría en la opción elegida por Correa. Tendría que dejar el poder e irse a vivir a Bélgica o Suiza, dependiendo del lugar donde estén sus ahorros.
No es recomendable hacer lo que hicieron Lula o Cristina. Aunque, quizá, en vista de que la justicia ha sido minuciosamente destruida aquí, no haya peligro de juicios.
Una baraja llena de opciones.

Vacaflor.obolog.com

Gary Antonio Rodríguez Álvarez (*)
Facebook.com/Garyantoniorodriguezalvarez

¿Cuántas veces escuchó aquello de que “más vale prevenir que lamentar”? Cuando se avizora una posible situación indeseada lo mejor es tomar una buena decisión antes de que sea demasiado tarde, siendo esto válido para la salud y la economía.
Una importante reunión se realizó en La Paz entre los más altos representantes del empresariado boliviano y el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, en el marco del compromiso de poner en marcha un Consejo Económico Productivo con miras a resolver preocupaciones y aspectos que frenan el desarrollo de Bolivia.
"No podemos negar que hay una sentida desaceleración en el país; es un momento complejo para la economía nacional", declaró al término de la reunión el Presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, añadiendo que “no podemos poner en riesgo la estabilidad económica del país bajo ninguna circunstancia, como no podemos poner en riesgo a las empresas, porque eso conllevaría consecuencias incuantificables” (“Empresarios privados bolivianos advierten sobre un "complejo" momento de la economía”, Agencia Rusa de Noticias SPUTNIK, 7.7.2017). Suscribo como cierto, lo dicho por el Presidente de la CEPB.
Es verdad que el PIB de Bolivia continúa creciendo pero no menos cierto es que cada vez crece menos, lejísimos del 6,8% registrado en el 2013; lejitos del 5,5% del 2014 y menos del 4,9% del 2015: el año 2016 el PIB subió “apenas” 4,3% y si bien pese a ello fue el que más creció en Sudamérica, la tendencia declinante es real. Frente a ello, el pronóstico oficial de crecer al 4,7% en el 2017 se mantiene, aunque entidades como el BM, FMI y la CEPAL dicen que estará entre 3,7% y 4%.
Estrictamente hablando, la economía boliviana de ninguna forma está en crisis y tampoco está en recesión -como algunos aseveran- aunque no por esto resulta aconsejable ignorar su desaceleración, todo lo contrario.
Viendo lo que ha pasado en Bolivia desde el fin del superciclo para las materias primas que tanto nos favoreció hasta el 2014 -disminución de las RIN, recurrente déficit fiscal y comercial, caída de la inversión extranjera, aumento del desempleo- y la nueva preocupación por la baja en las ventas en el mercado interno, la subida de la mora en los bancos y casas comerciales, y los despidos que se van dando o anunciando, debería empujarnos -antes que sea demasiado tarde- a tomar la feliz decisión de sumar esfuerzos públicos y privados a fin de que un resfrío no derive en una grave pulmonía o algo peor…
(*) Economista y Magíster en Comercio Internacional

LUPE CAJIAS

Compré mi boleto con tiempo, pero cuando llego a la terminal Minasa, la empresa no sabe cuál minibús saldrá. Espero congelada; a mi lado una anciana octogenaria tose, su hijo le da pollo frito y también aguarda, como muchos deben venir hasta La Paz para el tratamiento médico; una madre con dos pequeños, uno de pecho, soporta el viento.
“El amarillo”, nos dicen y nos acomodamos en el minibús. Al entrar a la terminal la policía controló el cinturón de seguridad del conductor, “qué bien”, pensé. Ocupo el asiento delantero y no hay cinturón de seguridad, pregunto al chofer y dice “para qué”. Claro, si hay un asiento hechizo al centro es imposible tener esa seguridad. Él tampoco tiene cinturón, pero al salir nadie le dice nada. Los buses cargan pasajeros en el pasillo.
En la tranca el guardia no revisa como hizo con el vehículo particular que estaba delante. “Pasa”, le indica y el joven acelera. Se detiene en la gasolinera. “No puede tomar gasolina con pasajeros” comento, ingenua. Me mira como si yo fuese de otro planeta. Intento salir, pero la puerta no se abre. “Cómo puede ser”, sigo tontamente. “Es por los niños, mucho juegan”, responde. “Y si hay un accidente me quedo atrapada”. Sonríe, “voy a manejar despacio”. Se persigna. Dependemos de Dios, no del orden. Recuerdo al piloto que me enseñó que todo accidente comienza al salir.
Es Bolivia, pienso. “Usted es como el Presidente Evo, no hace caso a las normas y si le incomodan, las cambia”. Ya está enojado con mis impertinencias y decido callar; sé que a veces los otros pasajeros piden botar al que reclama. Quisiera ser como adolescente cuando viajaba a Los Yungas y nada de eso me importaba.
Avanza con cuidado. Observo el camino, algo más ancho que hace años, pero igual de peligroso en Sacramento, en San Cristóbal. Hace un lustro había letreros con la foto de Morales, “Evo Cumple” y unos soldados iban y venían. Los militares dejaron la obra a medias y a la altura Tres Marías no podemos pasar, hay que esperar 45 minutos.
¿Qué será de esos comandantes que tenían la responsabilidad del tramo carretero? ¿En qué andará su proceso? ¿Seguirán cobrando su salario como si todo fuese igual? ¿Cobrarán su renta del 100%? Escribo una carta al ministro. Espero su respuesta.
Los productores de coca (no igual a cocaleros) están inquietos, preparan su protesta. Algunos recuerdan hechos sangrientos en Chulumani, en La Asunta, los abusos. Censuran a César Cocarico por amenazar al Tribunal Constitucional. Parten decenas de buses. Tienen la esperanza de ser escuchados.

Anónimo

Con respecto a lo ocurrido hoy (por ayer en Santa Cruz), viendo cada una de las publicaciones y comentarios en el que las personas dicen "no es posible que maleantes tengan mejor armamento" "como pueden estar tan poco armados" "no saben hacer su trabajo" pues gente les informo que muchos policías las armas que tienen el costo sale de sus bolsillos YO como hija de uno de ellos puedo decir que todo el armamento que tiene mi padre para protegerse ante uno de estos hechos cada centavos ha salido de su bolsillo.
Como leí una publicación por ahí "fácil es criticar y juzgar a la Policía cuando uno se encuentre detrás de un monitor o celular tranquilo" y tiene mucha razón, ustedes sufren de ver la noticias sin que sea un familiar suyo el que está en el hecho, nosotros sufrimos día a día cuando llega una llamada diciendo que hay un operativo y nuestros familiares tienen que salir a la calle a enfrentarse sin saber si ese rato será el último que los veremos con vida!
No saben lo angustiante que es ver a su padre, tío, esposo, hermano ponerse ese uniforme verde que mucha gente odia, agarrar esa pistola y recibir un beso en la frente y ver cómo se van a cumplir con el operativo que les toco, no saben lo horrible que se siente estar en casa esperando una llamada diciendo que todo salió bien y que ya regresa a casa, no señores... criticar es fácil lo difícil es vivir esa situación.
No juzguemos cuando nosotros no estamos en los zapatos de esa gente que día a día sale a arriesgar su vida! Así como hay malos policías también hay buenos, no generalicemos. Es lamentable lo ocurrido hoy está bien, la Policía no tiene el suficiente armamento para un hecho de estos pero señores eso no es culpa de ellos, no es culpa que no le den sus dotaciones suficientes. Nos falta mucho como país y como personas.
Mis más grandes condolencias a los familiares de las victimas fallecidas, y mi más grandes fuerzas a las personas que tienen un familiar Policía.

(*) Juan José Toro es Premio Nacional en Historia del Periodismo.

La mayoría de la población boliviana recibió con beneplácito la decisión del presidente Evo Morales de devolver a su país a los carabineros chilenos detenidos cerca de la frontera.
Y es que la decisión fue atinada, humanitaria y, sobre todo, un buen golpe diplomático en la accidentada relación bilateral con Chile de los últimos años.
Solo quienes tienen interés manifiesto en perjudicar la imagen del jefe de Estado protestaron por la injerencia en la justicia que representó tal decisión. Y es que, beneplácito aparte, hay que aceptar nomás que, de haberse aplicado la ley, lo correcto era que los carabineros hayan sido puestos a disposición de la justicia ordinaria para que su caso siga el trámite respectivo.
Que el presidente lo haya evitado se ve, por lo menos en teoría, como una abierta injerencia del Órgano Ejecutivo sobre el Judicial. Sin embargo, los puristas en materia judicial tendrían que recordar que la doctrina incluye a dos figuras, la amnistía y el indulto, como vías rápidas al perdón de los delitos. Se trata de dos facultades que las legislaciones conceden al Poder Ejecutivo o al Legislativo. La primera opera antes del juicio, como sería el caso de los carabineros, y la segunda cuando ya existe una pena.
Si se toma en cuenta el interés superior, que es el que debe primar siempre en materia judicial, existían abundantes razones, muchas, incluso, de Estado, para que proceda la amnistía que determinó el presidente al decidir que los carabineros sean devueltos a sus países.
Algunos dirán que fue un golpe de efecto, y tendrán razón, pero deberán admitir que fue muy bueno.
Intereses políticos y diplomáticos aparte, el gobierno tendrá que admitir que, cuando toma una buena decisión, y más aún si con esta se atiende razones humanitarias, como el clamor de la madre de uno de los carabineros, tiene el respaldo mayoritario de la ciudadanía.
Corresponde, entonces, que la misma sabiduría, serenidad y, sobre todo, humanidad, sea aplicada en otros casos, particularmente los vinculados a la política interna.
El MAS no puede negar que en los más de 11 años que permanece en el poder ha observado una actitud más bien intolerante con quienes no piensan como sus militantes. El pensar distinto, o el libre pensar, se han convertido en acciones punibles ya que se utiliza la maquinaria judicial para perseguir adversarios e inclusive encarcelarlos.
En el caso de la prensa, se ha optado por la asfixia para rendir a quienes todavía mantienen una línea editorial distinta a la que se dicta desde el Ministerio de Comunicación. Los contratos estatales se distribuyen conforme a esa lógica así que muchos medios han visto sus ingresos recortados. Hay periodistas que, ante la posibilidad de ser procesados por una justicia proclive al MAS, optaron por cruzar la frontera.
Es necesario recordar que en el país existen muchos detenidos por razones más políticas que jurídicas y, debido a ello, muchos hogares están sin padre porque deben visitarlo en una cárcel. Al mismo tiempo, otros debieron salir del país por considerar que aquí no tienen las garantías necesarias para afrontar un debido proceso (en este punto no incluimos a quienes huyeron por otros motivos, como Gonzalo Sánchez de Lozada y sus exministros).
Utilizando la amnistía, e incluso el indulto, el gobierno podría propiciar un reencuentro de las familias que se vieron fraccionadas por juicios, encarcelamientos o fugas. Así no solo habría una madre agradecida, una chilena, sino muchas bolivianas.
La ciudadanía también respaldaría que el criterio humanitario se aplique a esos casos.

Pável Balderas Espinoza
Técnico 33 años en el Observatorio Astronómico

La mañana del jueves 6 de julio, que me aproximé a plaza Luis de Fuentes con el objetivo de difundir por los medios de comunicación de Tarija, el reclamo de los trabajadores del Observatorio Astronómico por el no pago de salarios del mes de junio y los enormes aprietos económicos que pasamos en la institución hace año y medio: un ciudadano que esperó pacientemente que terminara mi perorata con los amigos /as periodistas y cuando me retiraba del lugar, me paró en una esquina de la plaza y a boca de jarro me confrontó con la siguiente cuestionante: “me parece impertinente de tu parte, reclamar haciendo tanto barullo, por el pago de salarios del mes de junio estando apenas a 6 de mes”.
Cómo no hubiese querido tener 10 pesos en el bolsillo, para invitarle al mencionado ciudadano a tomar una café en el mercado y explicarle con detalle que no solo reclamamos el pago de un salario atrasado: reclamamos que la institución no muera, reclamamos porque los estudiantes sigan llegando al Observatorio para llenarse de conocimientos y alimenten su pensamiento crítico, que los compromisos de investigación que realizamos con instituciones internacionales como la ROSCOSMOS (Agencia Espacial Rusa) con la que trabajamos, siga confiando en nosotros para seguir catalogando Basura Espacial, Asteroides y demás objetos peligrosos y cercanos a la Tierra, que los turistas del interior y exterior del país que llegan a conocer el fabuloso cielo de Tarija, sigan difundiendo lo fascinante que es nuestra región en cualquier época del año, que las agencias de turismo locales y nacionales que traen turistas al Observatorio, continúen generando recursos para apoyar la reactivación económica local, que los participantes de las Olimpiadas Científicas Estudiantiles Plurinacionales en la materia de Astronomía y Astrofísica de gran parte de Bolivia, sigan llegando al único Observatorio Astronómico profesional de nuestro país a capacitarse en la observación astronómica, que los más de mil estudiantes al mes y un promedio de 200 turistas que por noche llegan al Observatorio e ingresan a observar con telescopios y a cielo abierto nuestro fabuloso cielo, sigan descubriendo lo fabuloso que es nuestro Universo, siempre guiados por técnicos especialistas, también reclamamos por nuestros visitantes que ingresan al Planetario, para que se sigan maravillando con las funciones del proyector GOTO GS de medio millón de dólares donado por el pueblo y el gobierno del Japón (que es la estrella del Observatorio) y que es el único equipo de su tipo en nuestro país, y para que se sigan asombrando con tremenda tecnología que solo países desarrollados tienen.
Es que no solo reclamamos un salario atrasado, reclamamos: que la única institución astronómica profesional de Bolivia… no muera.
Como no hubiese querido tener la mañana del jueves 6 de julio, 10 pesos en el bolsillo, para invitar a aquel preocupado señor, un café en la puerta del mercado, a aquel ciudadano que pensó, que solo reclamamos un salario atrasado.

Más artículos...

Ads Banners