Jefe de Transparencia del MH, Novillo considera la revolución económica, social y cultural, acorde con la revolución moral

Typography

Señaló que quienes tienen cuentas pendientes con la justicia boliviana del pasado se cobijan diciendo de que esos juicios son resultado de una persecución política, y están como refugiados en el exterior por sumas millonarias

 

Nuevo Sur.-.- 

Este domingo, el jefe de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos, Edmundo Novillo, consideró necesaria la revolución moral en el desarrollo económico, social y cultural del Estado. “Si no hay revolución moral, no es posible construir una revolución económica, social y cultural; por eso el hermano presidente Evo Morales toma una actitud, que es el mandato que me instruye, de ser muy drástico con aquellos funcionarios públicos implicados en hechos no transparentes, no legales”, manifestó durante una entrevista en el programa El Pueblo Es Noticia.
Novillo destacó los avances en materia de lucha contra la corrupción en el país, entre los cuales señaló, “un avance significativo es que los delitos económicos contra el Estado no prescriban. En el pasado se hurtaban recursos del Estado y los funcionarios públicos implicados fugaban del país o se valían de la retardación de justicia para que en algún momento el delito prescriba”.
En segundo lugar, consideró fundamental “que la inmunidad parlamentaria se haya suprimido de las autoridades nacionales como ser diputados y senadores, pues, los servidores públicos que se apropiaban ilícitamente se hacían elegir diputados o senadores y gozaban de inmunidad. El congreso se convertía en refugio de estos delincuentes económicos del Estado, que muchos se han refugiado para no responder a la justicia”. En este sentido, Novillo señaló que quienes tienen cuentas pendientes con la justicia boliviana del pasado se cobijan diciendo de que esos juicios son resultado de una persecución política, y están como refugiados en el exterior por sumas millonarias, “autoridades de nuestro gobierno que han caído en corrupción, están en la cárcel respondiendo a la justicia en Bolivia”.
El jefe de Transparencia calificó como “una nueva e interesante etapa que estamos viviendo. Aún hay que ajustar más esta lucha contra la corrupción para que este proceso dé un salto cualitativo no sólo en lo cultural, social, económico, sino también moral”.
Novillo hizo referencia al caso investigado sobre el proceso de adquisición de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos YPFB para la compra de tres taladros a la empresa italiana Drillmec, del cual destacó el trabajo coordinado entre la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos, la Dirección de Transparencia de YPFB; Héctor Arce Zaconeta, cuando fungía como procurador general del Estado y cuando asumió como ministro de Justicia, y la exministra de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, Lenny Valdivia.
Sobre el caso, Novillo pidió a las instancias a las que fue remitido el informe del caso taladros por parte del Directorio de YPFB, “ser muy objetivos en su análisis, muy rigurosos y emitan sus pronunciamientos basándose en la documentación que ha sido generada en este proceso, la normativa de nuestro país y el país de origen porque hemos puesto interrogantes que deben ser absueltas sobre la actuación del Comité de Licitación”.
En esta línea, Novillo aseguró hacer seguimiento a las instancias que investigarán el caso, porque es parte del trabajo de transparencia encomendado, según afirmó.
“Hay que valorar la decisión policía de nuestro hermano presidente. Considero que esta revolución moral no debe estancarse, sino avanzar con más fuerza para consolidar la revolución en otros ámbitos”.