MÁS ARTÍCULOS

Grid List

> Son 21 días que estará abierto el registro de cara a los comicios del mes de diciembre.

Bolivia

El Órgano Electoral comenzó hoy el registro con miras a las elecciones judiciales. Los comicios serán el 3 de diciembre. Las inscripciones estarán abiertas hasta el 6 de septiembre.

EL DEBER

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) inició esta jornada el empadronamiento masivo de ciudadanos de cara a las elecciones judiciales. Se esperan cerca a 180.000 nuevos votantes y también deben registrarse las personas que hayan cambiado de domicilio o las hayan retornado al país, informó el vicepresidente del ente electoral, Antonio Costas.
"Estaríamos hablando de un incremento de 180 mil nuevos electores al padrón actual que es de 6.205.095 ciudadanos habilitados en todo el país", dijo la autoridad en breve contacto con la prensa.
El Órgano Electoral Plurinacional (OEP) publicó la lista de 3.494 centros de empadronamiento, que iniciaron labores de forma simultánea y de manera continua por un lapso de 21 días, hasta el 6 de septiembre.
Los 180.000 nuevos inscritos que espera registrar el ente electoral significa un crecimiento del 2,9 por ciento del padrón; La Paz con 1,7 millones de votantes; Santa Cruz con 1,6 millones, Cochabamba con 1,1 millones son los tres departamentos que concentran el voto ciudadano. Pando está en el otro extremo que reúne a 62 mil electores.
Para el 7 de septiembre comenzará la depuración del padrón que debe terminar el 17 de septiembre, según el Calendario Electoral y se conocerá la cifra final de ciudadanos habilitados para votar en las elecciones del 3 de diciembre.

Ministro Carlos Romero.

Bolivia

Se ha comenzado a analizar delitos transfronterizos y la creación de un dispositivo de inteligencia. El ministro Carlos Romero participa de la reunión por Bolivia.

EL DEBER

Varios ministros de Bolivia y Brasil comenzaron este jueves a analizar mecanismos para combatir delitos transfronterizos como la creación de un dispositivo binacional de inteligencia y de un "comando conjunto" de control aéreo.
El ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero, destacó en una conferencia de prensa que el encuentro de altas autoridades de las áreas de seguridad debate sobre esas iniciativas entre otras para luchar contra el crimen en el área policial, de defensa y justicia.
La delegación brasileña está encabezada por los ministros de Justicia y Seguridad Pública, Torquato Jardim; Defensa, Raúl BelensJungmann; de Seguridad Institucional SérgioWestphalenEtchegoyen, y los funcionarios de la embajada de Brasil en Bolivia".
Romero explicó que Bolivia pone a consideración de la misión de Brasil un "Dispositivo Binacional de Inteligencia" en el área policial, la creación de un "Comando Conjunto" de control del espacio aéreo en el área de defensa y, además, mecanismos para combatir la trata y tráfico de personas.
Las autoridades bolivianas también proponen la exposición de "casos paradigmáticos" investigados en el último tiempo que sirvan de instrumento para detectar comportamientos delictivos y de complemento en la lucha contra la inseguridad.
La delegación brasileña hizo énfasis en la uso de tecnología para poder cubrir la demanda de seguridad en la frontera boliviana.
"Lo que traigo yo como proyecto nuevo para trabajarlo juntos es la exploración de todos los medios tecnológicos", aseguró a los medios el ministro brasilero de Justicia, Torquato Jardim.
Durante esta reunión, los países evaluaron los resultados del trabajo de las Policías de Bolivia y Brasil sobre los compromisos de lucha contra el crimen y operativos coordinados que fueron contraídos a fines del 2016 y en junio de este año.
El ministro de Defensa de Bolivia, Reymi Ferreira, destacó la regularidad de las reuniones binacionales y planteó que se pueda firmar un convenio para el área de defensa.

Horacio Villegas, presidente de la CNI (derecha) junto a su asesor.

Bolivia

La CNI advierte que la medida es un desincentivo a la producción industrial, lo cual afectará negativamente en la generación de empleos estables e impulsará a mayor informalidad y contrabando.

AGENCIAS

La Cámara Nacional de Industrias (CNI) manifestó su rechazo a la resolución administrativa 0331/2017 emitida por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) sobre el incremento de la tarifa de gas natural para el sector industrial en 50% a partir del 15 de agosto y solicitó al presidente, Evo Morales anular la medida por los múltiples efectos que ocasionará.
En conferencia de prensa el presidente de la CNI, Horacio Villegas advirtió que el incremento en la tarifa del gas natural representará para el sector industrial entre 130 a 150 millones de bolivianos. En la gestión 2012 el importe por concepto de gas natural del sector industrial llegó a Bs. 249 millones.
“Las industrias no solo reciben este golpe, sino una cantidad de golpes que venimos hablando desde hace tiempo; costos laborales, política laboral, costos de la cantidad de reglamentaciones que debemos cumplir y este es un costo adicional que va afectar a muchas industrias”, señaló.
Villegas dijo que la tarifa que pagaban las industrias era de 1,70 dólares por millar de pies cúbicos, pero a partir del 15 de agosto la tarifa será de 2,50 dólares, un incremento del 48%.
“Sorprende que hay industriales que dedican tiempo que debían dedicar a ser más productivos y buscar nuevas ideas, que están pensando cómo deberían hacer para no cerrar, cómo hacer para no despedir, para no salir del mercado y eso no es bueno para las industrias”, sostuvo.
El presidente de la CNI calificó como un desincentivo para la industrialización, esta medida administrativa de la ANH y contradictoria con el repetido discurso gubernamental de desarrollo industrial manufacturero y de cambio de la de la matriz productiva del país. “El incremento de 50% en la tarifa de gas natural afectará negativamente a la industria nacional que representa el 16% del producto interno bruto y da empleo a más de 112 mil empleos directos industriales formales”, mencionó.
También alertó que la aplicación de la citada resolución restará productividad y competitividad a la industria nacional e impulsaría el incremento del contrabando y la importación de productos manufacturados.
El sector industrial es el mayor consumidor de gas natural en Bolivia con cerca del 50,6% del consumo doméstico, superior al consumo comercial, GNV y doméstico.

 

Advertisement