A cocaleros, Evo Morales llama a defender la ley de la hoja de coca

Sabía que lo iban a detener la ex autoridad llevó más documentos de lo que exigen, pero fue apresado. Ernesto Suárez, exgobernador de Beni, fue enviado el jueves a la cárcel de Mocoví.

Typography

La norma amplía de 12.000 a 22.000 hectáreas la superficie de cultivos legales de hoja de coca en el país.

 

EL DEBER.- 

El presidente Evo Morales, pidió ayer a sus bases cocaleras del trópico de Cochabamba (centro) defender la nueva ley que amplía de 12.000 a 22.000 hectáreas la superficie de cultivos legales de hoja de coca en el país.

El gobernante hizo esta solicitud ante miles de sus seguidores concentrados en un acto masivo en la localidad de Chimoré, en el trópico de Cochabamba o Chapare, en el que entregó simbólicamente a los sindicatos de cocaleros de la zona la Ley General de la Coca, promulgada la semana pasada.

"Todos a defender nuestra ley. Nuestra ley es producto de la lucha del pueblo boliviano", sostuvo el mandatario, que aún es el máximo dirigente de los cocaleros del Chapare.

Morales resaltó que con la nueva norma "se ha enterrado" la llamada Ley 1008, que reguló desde 1988 la producción de coca en Bolivia y también fijaba los parámetros para la lucha antidrogas.

Desde que llegó al Gobierno en 2006, Morales se planteó legislar por separado la producción de coca y las políticas antinarcóticos.

La hoja de coca tiene en Bolivia usos culturales, rituales y medicinales reconocidos en la Constitución, pero una parte de la producción es desviada al narcotráfico para fabricar cocaína.

La nueva ley sobre la producción del arbusto sube de 12.000 a 22.000 hectáreas la superficie de cultivos permitidos en las regiones de La Paz y Cochabamba.

El oficialismo boliviano ha justificado que el aumento cubrirá el consumo legal de coca en el mercado interno y servirá para la producción de derivados lícitos y su exportación a países vecinos, aunque la ONU mantiene vetada la comercialización de la planta.

La oposición cuestiona la nueva ley al considerar que más cocales en Bolivia solo pueden significar un beneficio para el narcotráfico.

La Unión Europea ha expresado su preocupación por la normativa y consideró que su ayuda a Bolivia debe ser "reenfocada", lo que, según las autoridades de La Paz, implicaría que el apoyo europeo se dirija solo a la represión al narcotráfico dejando de lado otras áreas de desarrollo.

Morales sostuvo hoy que la comunidad internacional "tiene que entender" que su país tiene derecho de tomar decisiones "sin estar consultando a Estados Unidos o Europa".

"Tenemos todo el derecho de decidir dignamente, soberanamente sobre nuestra Bolivia, sobre temas específicos", manifestó.

Afirmó que "es un día de fiesta" porque, según dijo, "el pueblo boliviano ha derrotado al imperio y sus lacayos" y también consideró que el color verde de la coca "ganó" al verde del dólar "que representa al imperio, al capitalismo".

Además de los cocaleros, también asistieron al acto en Chimoré el vicepresidente Álvaro García Linera, parlamentarios oficialistas y dirigentes sindicales afines al Gobierno.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.