“Buenos y Malos dirigentes de Fútbol”

Typography

Alberto H. Chávez Rodríguez
Reg.- No.- 016 C.P.D.B.- Bolivia
Reg. No.- 036 C.P.D.T.- Tarija

Un gran líder dice grandes frases. Y son citadas continuamente como ejemplo del pensamiento de una mente brillante. Pasa muy seguido. Sin embargo, otra práctica quizá más común son las frases que dicen los dirigentes de algún club de fútbol que hablan y hablan y no corrigen sus errores y son deficientes en la vida cotidiana de un equipo de fútbol.
Hay varios factores que explican los malos resultados de nuestros equipos en los torneos naciones y así también en la Liga del Futbol Profesional Boliviano y en su mayoría datan de varios años. Los principales quistes de los clubes locales, son sin dudas, los pésimos manejos dirigenciales y la falta de apoyo económico para afrontar torneos desgastantes y altamente deficitarios.

Después, y como segundo apéndice, podríamos hablar del poco apoyo a los jugadores de inferiores, la influencia de varios violentos en determinadas instituciones, las pésimas organizaciones, reglamentos confusos e injustos y así podríamos seguir con una extensa lista. Pero haremos hincapié en los dos primeros puntos: los dirigentes y la plata.
Estamos viendo que en estos últimos años el fútbol está viviendo con algunos dirigentes que mienten a cada paso en especial en el fútbol repito, ya que son los mismos protagonistas que ya tuvieron su oportunidad de ser presidentes de un club y ahora vuelven a la carga y lo peor que no hay renovación de dirigentes ya que el tema económico en algunos clubes del fútbol tarijeño es lamentable pero algunos no hacen mucha “bulla” trabajan calladamente, cumpliendo con sus jugadores sin molestar a nadie pero algunos dirigentes están acostumbrados a pedir y pedir plata al pueblo y casi poco se sabe de su trabajo y del manejo económico y con el tiempo se pierden y luego vuelven a aparecer.
Esperemos que los dirigentes que vuelven a dirigir algún club lo haga de buena fe y que aprendan mucho de sus errores y que nos los vuelvan a cometer porque si están por el tema “platita” el equipo que dirigirán seguirá de fracaso en fracaso y con mas deudas que se volverá a desfigurar la imagen de que el pueblo no apoya si los propios dirigentes no aclaran nada, pero el pueblo no apoya porque tiene desconfianza en algunos dirigentes del fútbol que siguen siendo los mismos y ellos se hacen los “locos” ya que repito no hay “renovación” de dirigentes del fútbol tarijeño en especial ya que vuelven los mismos de siempre quedando ahora que ojala apoyen al fútbol y a su club con toda lealtad y no se vuelvan a equivocar.
Pero para ser un buen dirigente no se necesita ser tan hablador pero para algunos dirigentes que si cometen errores, quiero nombrar en esta opinión por ejemplo de las frases que dicen quienes carecen de las habilidades de gestión y liderazgo, siendo una de ellas “Me haces quedar mal” El líder que pronuncia esta frase está molesto porque su reputación sufrió un golpe. Esto revela que sólo están en el equipo de fútbol por objetivos personales y no de equipo. Otra frase que me encanta escuchar de algunos dirigentes del fútbol y que no son todos por supuesto es la frase de “Esto es inaceptable”. Cuando se utiliza de manera positiva, se puede crear un esfuerzo extra que reduzca las excusas por no alcanzar una meta. Pero, cuando se utiliza en un contexto negativo, se convierte en el grito de guerra de un matón. Los líderes que aprovechan esta frase quieren un resultado particular y no les importa lo que haga falta. El fin sobre los medios. La presión que impone sobre los demás puede, incluso, conducir a su equipo a hacer cosas en contra de sus creencias con el fin de mantener su empleo. Otra frase seria “Quién te dijo que hicieras eso?”. Generalmente hay dos traducciones de esta frase: "por qué socavas mi autoridad" y "haz lo que yo digo, no hagas nada por tu cuenta". Ambas traducciones muestran a un líder que no da autonomía y que quiere máximo control, otra frase que me gusta escuchar es “Tú no sabes cómo trabaja este negocio”. Esta excusa cubre una amplia gama de comportamientos. Expresa que sólo el líder sabe lo que hace y no le importa escuchar a su equipo. Un buen dirigente muchas veces es aquel que tiene que decir las cosas más difíciles; un buen dirigente plantea cuestiones y busca fórmulas que convengan a los obreros y a la nación. Los dirigentes que practican una política de olvido a los grandes intereses de su club , ¡A la larga irán siempre relegados, como corresponde a los demagogos y a los falsos dirigentes en un proceso revolucionario¡ Porque lo que vale en una revolución son las grandes verdades; lo que vale en una revolución no es el interés de un día, sino el interés futuro, el interés eterno de los trabajadores; lo que vale en una revolución no es lo más cómodo; sino muchas veces, lo más difícil.

Ads Banners