Valores para transformar

Typography

Lic. Lidia Campos Miranda
Editora de Agencias

*** La reflexión sobre la ética, la moral y los valores son aspectos recurrentes en constantes debates que se establecen entre las personas, ya sean profesionales o no, y en situaciones complejas y transcendentes de carácter político, económico, científico y tecnológico, o simplemente de la vida cotidiana.
El término valor está relacionado con la existencia de la persona, ya que afecta su conducta, determina y modela sus ideas y acciones; por lo tanto un valor es el fundamento de orden y de equilibrio personal y social.
La importancia pedagógica de los valores, reside en que estos pueden ser practicados, descubiertos e incorporados por el ser humano. Existen valores universales como la verdad, justicia, libertad, responsabilidad, igualdad, solidaridad, equidad, paz, respeto y otros que enriquecen no solo a la persona sino a la vida en sociedad.
En este ámbito la ética es uno de los fundamentos de la vida humana en relación a la conducta, valores y comportamiento. La formación en valores requiere de una educación en la cual el profesor/a adquiere un compromiso social y ético, que facilita la formación de actitudes positivas y correctas frente a diversas situaciones.
El profesor/ docente cambia y fortalece por tanto su rol tradicional fomentando la construcción de valores y formación ciudadana, para lograr en un mediano y largo plazo estudiantes y profesionales dispuestos a construir una sociedad justa con ética.
Los valores transforman en cierta medida los ideales humanos y las convicciones, guían la toma de decisiones en situaciones de conflicto y determinan el relacionamiento humano principalmente en ámbitos públicos.
Durante la década de los noventa, comenzó a manifestarse una preocupación mundial por el comportamiento del ser humano y sus consecuencias en todos los ámbitos. Algunas de las causas señaladas fueron la perdida de la conciencia social y el descuido de la educación de las nuevas generaciones.
Educar en valores es una tarea primordial y necesaria que se inicia en el ámbito familiar para luego trascender en los espacios educativos.
El hombre por naturaleza es un ser social, y para convivir pacíficamente requiere cumplir las normas establecidas a través de las leyes, las mismas deben ser aceptadas y practicadas para poder lograr que la sociedad avance fortaleciendo su espiritualidad y su cultura.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.