Warning: strpos(): Empty needle in /home1/nuevosur/public_html/templates/ja_teline_v/html/layouts/joomla/content/item/default.php on line 34

Ni bien ni mal con la contaminación, solo indiferencia ciudadana

Typography

 

Marcel Ávila Reese
Jefe de Redacción.

Ni bien ni mal podríamos calificar la gestión del gobierno municipal, del gobierno departamental, de la Empresa Municipal de Aseo y de la Federación de Juntas Vecinales con relación al estado actual de contaminación del río Guadalquivir y otros lugares, como riachuelos, terrenos baldíos y zonas periurbanas y hasta algunas céntricas de la ciudad capital.
Ni bien ni mal porque los problemas de contaminación, de hace décadas, continúan presentándose, a veces con mayor virulencia, que daña la salud de la gente mientras los discursos, ante los medios de comunicación, anuncian acciones frente a tal situación y la realidad clama sin ser atendida oportunamente ni con la continuidad que debería darse a este mal endémico.
La gente, por otra parte, a veces se queja y otras solo ve indiferente cómo la ciudad está llena de basura a toda hora, para muestra solo aproxímense por los alrededores de los mercados que están en construcción (Central y Bolívar por citar dos ejemplos representativos) y de lunes a domingo, sobre todo fin de semana, el mal olor y los desperdicios que dejan no son ni siquiera barridos por quienes recogen la basura, si alguna bolsa de basura o muchas fueron destrozadas por canes vagabundos.
Y pensamos que el turismo, en esta época de Carnaval sobre todo cando aumenta, es nuestra mejor cara; pero un turista verá calles hediondas, basurales y deposiciones de canes en todas las cuadras adyacentes a los mercados, también en las avenidas circunvalación y Panamericana por donde se ingresa y sale de la ciudad, entre otras.
No hay manera de calificar lo que está bien porque no hay continuidad, ni calificar mal porque sigue lo incorrecto. Falta mucho educación ciudadana pero desde los hogares, escuelas y universidades y luego desde las instituciones responsables de coordinar y velar por la limpieza de la ciudad.
Los basureros que ya están en varias aceras céntricas dan pie a querer aplaudir una política de limpieza, pero a poco de colocárselos algunos están rotos o malogrados y no se los repone. NI BIEN NI MAL, al parecer la indiferencia es la norma habitual en Tarija. Como se diría “ni con Dios ni con el diablo”, entonces ¿con quién?

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.