As soon as you open an account Bet365 will send you a 10 digit Offer Code via email. Receive Your £200 bet365 Welcome Promo Bonus plus £50 Mobile Promo

Warning: strpos(): Empty needle in /home1/nuevosur/public_html/templates/ja_teline_v/html/layouts/joomla/content/item/default.php on line 34

En Tarija hay baja estima por la productividad y el trabajo permanente

Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Marcel Ávila Reese.- 

La autonomía regional fue una conquista de muchos años, desde aquella idea de una participación popular en época de otros partidos y alianzas, hasta la actual situación política-jurídica. Sin embargo, estos años de experiencia pareciera que nos han dejado una Tarija subdividida en vez de integrada.
Los intereses localistas y la pugna por los ingresos que la Ley da, sobre todo por las regalías, se han convertido ahora en banderas que enarbolan pedidos, que podrían ser legítimos, pero al final no encuentran una buena salida geopolítica que permita al Departamento crecer en una línea de sustentabilidad para el desarrollo productivo.
Empresa privada casi paralizada, sindicatos afines al gobierno en instituciones claves para la inversión y sectores radicales de la oposición atrincherados en algunas una o dos entidades estratégicas para Tarija, debaten su legalidad a tener prioridades, unas por sobre de otras, en la administración de los disminuidos recursos económicos.
Mientras tanto, el aparato productivo sigue contrayéndose y las actividades del sector informal crece generando una masa poblacional decadente y de subsistencia. Sin embargo, el comercio legalmente establecido, a veces grandes contribuyentes, que ni siquiera dan factura por las ventas (algo paradójico) mueven millones de bolivianos al año sin que tal cosa mueva renueve las inversiones por créditos privados hacia el ámbito del trabajo, la creación de nuevos emprendimientos sustentables y la contratación continua y digna de profesionales y técnicos.
¿Qué está sucediendo?, solamente el gas y el petróleo, que tanto nos jactamos de explotar y comercializar, no consigue ni siquiera movilizar la tercera parte de la economía donde la gente económicamente activa que la compone podría mejorar su situación de vida.
Solo una cuarta parte de la población tiene acceso a fuentes de trabajo bien pagadas, con permanencia, beneficios sociales y con capacidad de ahorro real; el resto más de la mitad está en situación de riesgo y sin protección laboral.
El gas no nos dará ni nos está dando una mejor calidad de ingresos a los tarijeños, tampoco activa el mercado departamental promoviendo capitales que beneficien la diversificación de actividades por un crecimiento económico derivado de los ingresos profesionales y técnicos. Hoy parece que hay un sector muy poco calificado que acapara la mayor parte de los ingresos y otro muy cualificado que no tiene cabida oportuna en esta dinámica.