El transporte libre avanza en pos de sus reclamos y el municipio hará cumplir la ley

Typography

Marcel Ávila Reese

Se reaviva el conflicto entre los transportistas libres y el municipio de la provincia Cercado por la Ley de Movilidad Urbana, que desde el pasado año trae consigo problemas en su adecuación a las demandas del sector transporte libre de Tarija. Para hoy lunes se confirmó la movilización con marchas, concentraciones y bloqueos.
Desde la alcaldía y la Secretaría de Movilidad Urbana se informó que el alcalde Rodrigo Paz tiene toda la voluntad para dialogar e instalar una mesa de trabajo, los transportistas han calificado de “burla” la nota enviada por el burgomaestre y lo convocan para reunirse con él.
Sin embargo, en medio de todo este problema por la nivelación de pasajes, el mejoramiento del servicio de transporte y otros aspectos más, pero principalmente los mencionados, tanto el municipio como la Federación Departamental de Transporte Libre se han convocado a reunirse en días y horas diferentes. ¿Se podrá al menos acordar una fecha igualitaria para ambos?, porque en tanto los bloqueos y las marchas para hoy no esperan que haya primero una reunión y luego la otra, que al final se trata de solucionar diferencias sobre un mismo tema.
La población nuevamente queda confinada entre bloqueos y damnificada impidiéndosele su derecho a transitar libremente. Otras veces que hubo paros y marchas con bloqueos, se dieron enfrentamientos entre ciudadanos, juntas vecinales y transportistas, ¿a caso esto es una consecuencia válida para dar solución al conflicto? De ninguna manera.
Lo real es que se ha pedido al Ministerio Público y a la Policía departamental garantizar la libre movilidad por la ciudad, ello enfurece a los transportistas que aún así deciden seguir con sus medidas de presión. Esperemos que hoy no haya consecuencias lamentables, pues toda fuerza pública que actúa conforme a la ley reprime y quienes se oponen a esta fuerza suelen desencadenar altercados como ya se vio en otras oportunidades.
En tanto ciertos sectores del transporte libre continúan cobrando tarifas muy por encima de lo que la alcaldía reglamenta, sobre todo en el tramo hacia la nueva terminal de buses. Para nadie es desconocido que taxis también cobran a su antojo sin respetar la tarifa de cuatro bolivianos e inclusive de 3,50 bolivianos que se cobraba bajo la regulación municipal; pero jamás se respetó.
Los micreros han intentado subir la tarifa, marcharon, bloquearon, se enfrentaron y no consiguieron hacerlo porque hubo acuerdos con el municipio para revisar a profundidad la Ley de Movilidad Urbana, en tanto aguardan resultados que convengan a la realidad socioeconómica actual, pero también han sido conminados apoyar la movilización de hoy, pero el municipio dejó claro también que se trata de solo un operador y no de todo el sector transporte. Al fin y al cabo que se dialogue es bueno y se acuerden posiciones para bien de la gente es lo óptimo, ojalá sea sí y pronto.

Ads Banners