As soon as you open an account Bet365 will send you a 10 digit Offer Code via email. Receive Your £200 bet365 Welcome Promo Bonus plus £50 Mobile Promo

32 años de fundación de la Casa de La Cultura, más que un proyecto una visión hecha realidad

Los hijos de Samuel Ramón Oscar Gonzales de Prada Campero, descubrieron el cuadro del retrato del primer Director y Fundador de la Casa de La Cultura.

Typography

Oscar Prada ingresó a la Casa Dorada acompañado por funcionarios de la Alcaldía, de la Universidad y del Instituto Boliviano de Cultura, que levantaron  un inventario de todo lo que había, y con el apoyo de restauradores expertos del IBC se restauraron y recuperaron los lienzos de los plafones de los techos y los frescos de las paredes, se taparon las goteras, se apuntaló las columnas del patio y se elaboró el proyecto de restauración y el primer diseño del Teatro, que no cambió en mucho con el que fue construido.

 

Marcos Gonzales de Prada Pizarro

El nombre completo de mi padre era Samuel Ramón Oscar Gonzales de Prada Campero, un nombre bastante largo, pero todos lo conocían desde muy joven como Oscar Prada Campero, por su trayectoria en la dirigencia y luchas universitarias y cívicas de Tarija.
Una vez que visité la imprenta universitaria, Don Peta Zenteno su director, me contó que “como no podía hacer caber el nombre completo de mi padre en su título profesional, entonces él decidió imprimirlo en orientación horizontal y no vertical”, debe ser el único título impreso horizontalmente.
Todos los que conocieron la vida mi padre van a coincidir conmigo en que todo lo que él emprendía lo hacía hasta el final, con el entusiasmo de comenzar una aventura.
Recuerdo que en 1985 fue elegido rector de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho el doctor Mario Ríos Aráoz y mi padre fue posesionado como director de Extensión Universitaria, a partir de ahí se empezó a gestar el proyecto Casa de la Cultura, junto a artistas e intelectuales fundaron en el estudio fotográfico de Cimar Aguirre el grupo Casa de La Cultura.
No había mejor lugar para el funcionamiento de la Casa de la Cultura que la Casa Dorada, inmueble que los estudiantes universitarios lograron, en la llamada revolución universitaria, sea transferido de la alcaldía a la Universidad, junto a otros inmuebles más, periodo en el que Oscar Prada Campero era secretario ejecutivo de la FUL, quien iría a pensar que su destino con la Casa Dorada/Casa de la Cultura se sellaba en esos tiempos.

Fundación y constitución
Siendo director de Extensión Universitaria le planteó al rector Mario Ríos dejar su cargo y comenzar el proyecto Casa de La Cultura. Es así que en mayo de 1985, el rector de la UAJMS, Dr. Mario Ríos Araoz y el presidente de la Corporación de Desarrollo de Tarija, Ing. René Navajas Mogro firman el convenio fundacional de la Casa de La Cultura de Tarija.
Y en julio del mismo año los Socios Institucionales (la UAJMS, CODETAR, IAB y la COD) firman el Acta Constitutiva, aprueban el Estatuto de la Casa de la Cultura de Tarija y dan el mandato a su Director Ejecutivo, a mi padre, para que realice los trámites de la personería jurídica y comience las gestiones para su restauración y funcionamiento.

Primeros trabajos
Oscar Prada ingresó a la Casa Dorada acompañado por funcionarios de la Alcaldía, de la Universidad y del Instituto Boliviano de Cultura, que levantaron un inventario de todo lo que había, y con el apoyo de restauradores expertos del IBC se restauraron y recuperaron los lienzos de los plafones de los techos y los frescos de las paredes, se taparon las goteras, se apuntaló las columnas del patio y se elaboró el proyecto de restauración y el primer diseño del Teatro, que no cambió en mucho con el que fue construido.
Se hizo la Galería de Arte para exposiciones de muestras plásticas y visuales, antes de esta galería las exposiciones se realizaban en el Hall de la Alcaldía, en el Estudio de Cimar Aguirre y donde se podía.
Recuerdo que en 1986 ó 1987, mi padre nos llevó junto a mi hermano Paulo y Juan De Dios Torres en el camión de la Universidad a la Prefectura, para que acarreáramos todos los documentos que estaban amontonados en el suelo en un depósito ubicado a la derecha de las gradas de la actual Gobernación. Subimos al camión todos los papeles y los trasladamos al ambiente de la planta baja de la esquina de las calles Gral. Trigo e Ingavi y los depositamos en los estantes, con esos papeles viejos se formó el Archivo Histórico de Tarija. Su primera directora fue la Sra. Zoila Espinoza, no supe quien le pagaba su sueldo pero sí recuerdo que enfermó de tanto ordenar y clasificar documentos. Como repetía mi padre UN PUEBLO SIN ARCHIVO HISTÓRICO ES UN PUEBLO SIN MEMORIA.

Personal que colaboró
La Casa de La Cultura de Tarija se hizo con mucho esfuerzo y sacrificio, trabajaban en ella mi padre al que CODETAR le pagaba su sueldo, tras renovar cada año los convenios, el Arquitecto Residente de la Casa de la Cultura Sr. Carlos Torri, que venía designado por la Universidad, la señora Carmen Esper, secretaria que venía prestada por la Brigada Parlamentaria, la señora Zoila Espinoza como ya les dije no sé quien le pagaba y María Elba Campero que tampoco sé quién le pagaba.
Se hicieron muchas exposiciones y presentaciones artísticas con el sólo esfuerzo de los artistas y de todos los que trabajaban en la Casa de La Cultura.
La primera restauración de la fachada se hizo con el aporte voluntario de las damas de Mesa Redonda Panamericana, cuya Presidenta de entonces era la señora Aida Molina de Lema que hoy nos honra con su presencia.
Una segunda restauración se hizo gracias a las gestiones del ingeniero Carlos Methfessel, cónsul de Alemania, ante su Embajada, que también nos honra con su presencia.
Codetar (Corporación de Desarrollo de Tarija) compró uno de los pianos de 3/4 de cola y el otro mi padre nos mandó a recogerlo del Canal universitario, después de algunas gestiones.

Primer Festival
Entre estos recuerdos desordenados no quiero dejar pasar el primer Festival “Reencuentro con el pasado”, donde notables artistas tarijeños se volvieron a encontrar en este mismo salón para cantar, declamar poesías y tocar el piano y guitarras.
Hace unos días el señor David Durán me contó cómo se gestó este festival y que su éxito fue tal que a pedido de mucha gente se hicieron dos presentaciones más. Por este motivo les voy a leer los nombres de los artistas que participaron:
Sra. Teresa Centellas de López, Sra. Ana Vásquez de Calabi, Sra. Mercedes Sánchez Rossel, Sra. Gemma Vásquez del Castillo, Sra. María Nidia Baldiviezo de Darwich, Sra. Rosario Lahore de Vacaflor, Sra. Teresa Vásquez de Villena, Sr. Juan Choque, Sr. Humberto Lopez Vargas, Sr. Elías Dipp, Sr. Arturo CassalMaire, Sr. Amado Ponce, Sr. Antonio Ávila Campero, Sr. Carlos TorriCherroni, Sr. David Durán Gonzales, Sr. Eyver Raña. También hizo una reseña histórica de la actividad cultural de Tarija el Prof. Humberto Arce.
El 15 de Septiembre de 1988, la Casa de La Cultura de Tarija obtuvo su personería jurídica, nació una nueva institución tarijeña, mi padre no dejó de insistir de que a partir de ese momento LA CASA DE LA CULTURA DEBE APLICAR SU ESTATUTO Y FUNCIONAR CONFORME A EL.