24
Sáb, Jun
921 New Articles

Internacional

Delfina Gómez y Andrés Manuel López Obrador, este viernes.

López Obrador desaira con prontitud la propuesta de un frente común de izquierdas para las próximas elecciones en México.

EL PAIS ESPAÑA

No es no. Apenas cinco días después de que el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), propusiera una alianza progresista para las elecciones presidenciales de 2018 y tan solo tres días después de que la presidenta de esta formación, Alejandra Barrales, tendiera abiertamente la mano al líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador ha contestado: "No", una respuesta que ha sido recibida con grandes aplausos del auditorio. "Quienes se asocian con la mafia del poder no son más que mercenarios, politiqueros, oportunistas", ha criticado López Obrador, en referencia a su antiguo partido, en el Congreso Nacional de Morena este domingo en la Ciudad de México.
En la cita, López Obrador, Delfina Gómez –excandidata a gobernadora del Estado de México por Morena– y los demás oradores se han erigido como la única opoción posible. "Con excepción de Morena, casi todos los partidos están cooptados por la mafia del poder. Mi visión es que no podemos marchar juntos con estos partidos: PRI, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, Encuentro Social y Nueva Alianza", ha enumerado el político.
Respecto a la propuesta del PRD, ha aclarado su opinión: "Han llamado a la unidad para sacar al PRI del Gobierno, cuando la verdad es que mantienen acuerdos con [el presidente] Peña Nieto y el régimen". El líder Morena se detuvo además a recordar las alianzas de la organización de Barrales con el conservador Partido Acción Nacional (PAN) en distintas entidades del país.
Las elecciones a gobernador celebradas el pasado domingo en el Estado de México –consideradas un precedente importante de lo que podría ocurrir en los comicios presidenciales del próximo año, dado que es la entidad más poblada del país – no han resultado en el cambio que algunos sondeos apuntaban: el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha vuelto a ser la formación más votada, tras 90 años de hegemonía. Pero sí habían abierto, aunque de forma breve por la negativa de Morena, un nuevo camino en la política nacional mexicana: el intento de una coalición de fuerzas de izquierdas para derrocar al PRI del presidente Enrique Peña Nieto. Las elecciones de 2018 serán para López Obrador "un plebiscito entre un régimen caduco o el cambio verdadero".
El líder de Morena, excandidato presidencial por el PRD, solo ha dejado una opción y es la alianza entre su movimiento y el Partido del Trabajo, cuyo excandidato en el Estado de México, Óscar González, acabó declinando en favor de Gómez. No obstante, ambas propuestas se votarán, según ha afirmado López Obrador: "Serán ustedes los que decidan de manera libre y soberana, porque este nuestro congreso es la máxima autoridad de nuestro partido". Sobre la polémica en torno a los resultados de los comicios en el Estado de México, ha reivindicado de nuevo la victoria de Gómez. "El fraude de Estado no podrá arrebatarle la gubernatura", ha rematado.
El cónclave también ha servido para convocar elecciones internas en las que se elegirán a los representantes de los municipios y de los Estados de la República. Estos se encargarán de organizar la próxima campaña presidencial. López Obrador ha aprovechado la ocasión para presumir de los más de 854.000 voluntarios, "escogidos por comunidades, rancherías, pueblos, barrios y colonias de toda la República" con los que cuenta la formación.
Además, el político ha propuesto la creación de círculos (comités) –la misma iniciativa impulsada por Podemos en España– de análisis y acción "para transformar la realidad" y ha hecho hincapié en las tareas "de promoción y de defensa del voto". Finalmente, ha respondido también a los que comparan a Morena con el régimen venezolano: "Decirles que no somos autoritarios ni mesiánicos. Somos mexicanos que queremos acabar con la impunidad para ver el renacimiento de nuestra patria".

Autoridades peruanas ordenaron que se cambie las etiquetas del producto Pura Vida del grupo Gloria.

La empresa anunció que eliminará la imagen de una vaca de cualquier producto que no sea 100% de leche de este animal.

AGENCIAS

El organismo supervisor peruano Indecopi ordenó al Grupo Gloria que inmovilice y suspenda la venta de todos los lotes de su producto Pura Vida, que era ofrecido en el país como leche a pesar de que también contiene otros ingredientes.
El Indecopi informó, en un comunicado, que tomó la decisión mediante una medida cautelar que se mantendrá hasta que la Dirección General de Salud (Digesa) del Ministerio de Salud se pronuncie sobre la revisión del registro sanitario del producto.
El organismo señaló que la decisión se adoptó tras evaluar la información que entregó la Digesa ante la Comisión de Defensa del Consumidor y Organismos Reguladores de los Servicios Públicos y la Comisión de Producción, Micro y Pequeña Empresa y Cooperativas del Congreso.
En esa reunión, la representante de Digesa María Eugenia Nieva admitió que la etiqueta del producto Pura Vida Nutrimax "no consigna la denominación que le corresponde", de acuerdo con la naturaleza del producto.
Según las autoridades y la etiqueta del producto, Pura Vida contiene "leche evaporada parcialmente descremada con leche de soya, maltodextrina, grasa vegetal, minerales (hierro y zinc) y enriquecida con vitaminas A y D." Nieva explicó que en 2014 se aprobó el registro sanitario que definía a Pura Vida como alimento lácteo evaporado, pero este fue modificado en 2015 como leche evaporada.
"Ha sido un error, pero lo estamos corrigiendo en beneficio de los consumidores", aseguró ante el grupo parlamentario.
Tras conocerse la decisión del Indecopi, el Grupo Gloria informó que la acatará sin apelar y aseguró que sus productos cumplen con las normas requisitos establecidos por las leyes peruanas.
Gloria había comunicado el martes que eliminará la imagen de una vaca "de cualquier producto que no es íntegramente de leche de vaca" y que para mejorar la información que ofrece al consumidor promoverá mejoras en la denominación de estos productos.
El caso de Pura Vida salió a la luz después de que el pasado viernes las autoridades sanitarias de Panamá comunicaran que no aceptarán la entrada a su mercado del producto mientras sus etiquetas digan que es leche evaporada.
El Grupo Gloria admitió el sábado que el producto no es leche evaporada y anunció que iba a cambiar su etiquetado para adecuar sus operaciones a las normativas del país centroamericano, aunque en ese momento dijo que no haría lo mismo en Perú porque cumplía con las normas nacionales.

La Guardia Nacional Bolivariana este martes en Caracas.

El general Vladimir Padrino López advierte de que no tolerará nuevos excesos de la Guardia Nacional.

EL PAIS ESPAÑA


El ministro de Defensa de Venezuela, el general Vladimir Padrino López, advirtió en un acto público que no tolerará nuevos excesos de la Guardia Nacional en el control de las manifestaciones. "No quiero ver a un Guardia Nacional más cometiendo una atrocidad en la calle", dijo Padrino durante una conferencia sobre la Constituyente con altos oficiales en Fuerte Tiuna, la mayor instalación del ejército, al suroeste de Caracas.
"El que se aparte de la línea del Estado, de la preminencia del respeto de los Derechos Humanos y no se comporte como un profesional, entonces tiene que asumir su responsabilidad", insistió. El acto, que formaba parte de un ciclo de conferencias sobre la Asamblea Constituyente que el Gobierno de Nicolás Maduro impulsa, fue transmitido a todo el país por la principal cadena de televisión del Estado cuando se produjo la rara admisión por parte del alto funcionario militar.
La admonición del ministro de Defensa se produce en el día 67 de las protestas a las que la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) ha llamado para combatir el "autogolpe de Estado continuado" que, de acuerdo la oposición, se inició con un par de decisiones del Tribunal Supremo que en la práctica disolvían el parlamento y daban a Maduro potestad para legislar y fue prolongado desde el 1 de mayo con la convocatoria de Maduro al proceso constituyente.
En la primera línea de la represión contra las manifestaciones han estado la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional (GN). Desde el inicio de la rebelión cívica, se han sucedido numerosas denuncias acerca de excesos de agentes de esos cuerpos en la contención de los desórdenes. Recientemente la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, reportó que 19 agentes de seguridad del Estado, entre ellos 14 miembros de la Guardia Nacional, han sido imputados por graves violaciones de derechos humanos, incluyendo homicidio, durante su actuación para controlar los disturbios.
Este lunes, sin embargo, la ferocidad de los efectivos militares alcanzó un pico sin precedentes. Múltiples testimonios en medios de comunicación y redes sociales mostraban a miembros de la GN robando propiedades de los manifestantes, haciendo uso de armas de fuego y atacando a reporteros que cubrían las protestas.
Padrino López, un general del Ejército, hizo la mención, pública y específica, de la Guardia Nacional. Se trata de un cuerpo de policía militarizada creada en 1936 por el entonces presidente Eleazar López Contreras. El actual ministro del Interior y Justicia, Néstor Reverol, es un general retirado de la GN y uno de sus ex comandantes generales. Reverol –quien ha sido acusado en tribunales de Estados Unidos como cómplice del narcotráfico– no estaba presente en el evento donde Padrino hizo las declaraciones.
El ministro de Defensa también urgió a los capellanes militares a, en medio del actual conflicto de calle, acercarse más a las tropas para ayudarles a superar "grandes dificultades, convulsiones políticas, enfrentamiento de muchas ofensas".

Más artículos...