Estados Unidos

Trump enfatizó que "las protestas pacíficas son un sello distintivo" de la democracia estadounidense.

Más de un millón de mujeres se movilizaron ayer contra el discurso misógino, machista y discriminatorio de Donald Trump.

Trump destacó que el juramento que prestó es un juramento de obediencia a todos los estadounidenses, a quienes prometió que “nunca, nunca dejaré caer”.

“Estamos reunidos hoy aquí para expedir un nuevo decreto que debe ser escuchado en cada ciudad, en cada capital extranjera y en cada pasillo del poder. De hoy en adelante, una nueva visión gobernará nuestra tierra. Desde este momento, solo Estados Unidos será primero. ¡Estados Unidos será primero!”, advirtió, seguido de algunos aplausos.

Más artículos...

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.