Política migratoria, El Gobierno de Trump estudió emplear a la Guardia Nacional contra indocumentados

Typography

La Casa Blanca niega que vaya a implementar el plan revelado por la agencia AP.

EL PAIS ESPAÑA.- 

El Departamento de Seguridad Nacional ha elaborado una propuesta para movilizar a hasta 100.000 miembros de la Guardia Nacional para que participen en redadas contra inmigrantes indocumentados, en el marco de los planes de Donald Trump para endurecer la política migratoria de Estados Unidos. El plan, revelado por la agencia AP, no va sin embargo a llevarse adelante. La Casa Blanca ha negado enfáticamente este viernes que el presidente haya siquiera llegado a contemplarlo.
“No hay esfuerzo alguno en marcha para usar a la Guardia Nacional para detener a inmigrantes ilegales”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer. “Es 100% falso”, insistió. El alto funcionario no negó la existencia del documento, que AP publicó en su web, pero aseguró que “no es un documento de la Casa Blanca” y que “no existe esfuerzo alguno para hacer lo que sugiere” ese papel.
Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional también aseguró a Reuters que la agencia “no está considerando movilizar a la Guardia Nacional para tareas migratorias”. Según indicó otra fuente de ese ministerio a la agencia, el borrador al que tuvo acceso AP es una versión “muy, muy inicial” del documento, aún no acabado y que todavía no ha sido presentado al secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.
Su nombre aparece como remitente en el borrador revelado por AP y que está fechado el 25 de enero, el mismo día en que Trump firmó un decreto para reforzar la frontera que también ordena el comienzo de la construcción del muro con México que rechaza el país vecino.
El documento propone emplear a los miembros de la Guardia Nacional de hasta 11 Estados en tareas “de un agente migratorio en relación con la investigación y detención de indocumentados en Estados Unidos”. Aunque no sería la primera vez que se activa a la Guardia Nacional para tareas migratorias, esta propuesta sí es la de mayor escala y también de mayor espectro, ya que incluye a guardias no solo de Estados fronterizos sino de otros más alejados, como Colorado o Utah. Su amplitud significaría que su impacto también sería significativo, ya que en esos 11 Estados residen casi la mitad de los más de 11 millones de indocumentados que se estima viven en el país, destacó AP.
Pese a los desmentidos oficiales, la noticia de la mera existencia del documento ha sacudido a la comunidad de inmigrantes y a los políticos que la defienden, en momentos en que reina una gran inquietud ante la promesa de Trump de endurecer la política migratoria del país y que durante la campaña llegó a proponer la creación de una “fuerza de deportación”. La semana pasada, la policía de inmigración realizó redadas en 12 estados que llevaron a la detención de 680 personas. Esta semana se conoció la detención en Seattle del “dreamer” mexicano Daniel Ramírez Medina, pese a que desde hace cinco años contaba con la regularización temporal que proporcionó el programa DACA del presidente Barack Obama para jóvenes indocumentados que llegaron de niños al país de la mano de sus padres.
El senador demócrata Dick Durbin, miembro del Subcomité de Inmigración de la Cámara Alta, advirtió de que un plan como este constituiría un “estremecedor ejercicio de prácticas policiales” y señaló que “no se trata de un tuit raro” como los que suele realizar Trump, sino un “desvergonzado intento de asalto a inocentes”.

Ads Banners