Retiró el proyecto, Trump fracasa en su intento de reemplazar el Obamacare

Obamacare sigue vigente la reforma sanitaria prometida en campaña tarda en llegar. Pese a disimularlo, Trump está afectado por el revés sufrido en el Congreso.

Typography

El proyecto de ley del nuevo plan de salud fue retirado de la Cámara de Representantes antes de ser votado, porque no reunía apoyo suficiente para ser aprobado. Hay división entre los republicanos.

 

EFE/AFP.- 

El presidente de EEUU, Donald Trump, tropezó en su intento de reemplazar el seguro de salud creado por el expresidente Barack Obama, conocido como Obamacare, al cancelar la votación del proyecto de ley en la Cámara de Representantes tras no conseguir los votos suficientes.
Ante la falta de apoyo entre los conservadores, el presidente de la Cámara baja, Paul Ryan, retiró el proyecto de ley apenas unos minutos de que comenzara el voto previsto para la tarde de ayer, lo que supone el primer gran tropiezo del presidente de EEUU, Donald Trump, desde que llegara al poder en enero.
"La hemos retirado", confirmó Trump, en conversación telefónica con el diario The Washington Post, al confirmar que tras los esfuerzos de negociación no había opciones de lograr los suficientes ‘síes’, por lo que pidió a Ryan que retirara el texto.
La decisión llega ante la incapacidad republicana de ponerse de acuerdo sobre el texto legislativo, que preveía sustituir la actual ley sanitaria conocida como Obamacare, especialmente por el rechazo de los más moderados, así como del ala ultraconservadora del partido, que no garantizó su apoyo.
División entre republicanos
Ryan había acudido horas antes a la Casa Blanca para informar a Trump de que no había votos suficientes, pero para entonces el multimillonario aún guardaba la esperanza de conseguir los 216 votos necesarios para aprobar la legislación.
El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, había descartado este escenario en su rueda de prensa diaria y aseguró que tanto Trump como Ryan habían hecho "todo lo posible" para sacar "esta oportunidad adelante".
El primer voto sobre la medida estaba previsto para este jueves, pero los republicanos se vieron obligados a posponerlo por la misma razón, aunque Trump les dio un ultimátum y les exigió que sometieran la propuesta hoy a consideración o, de lo contrario, dejaría en pie el sistema actual.
Acabar con el Obamacare fue una de las grandes promesas de campaña del magnate inmobiliario, y los republicanos llevan años arremetiendo contra dicha ley, pero no parecen capaces de ponerse de acuerdo en cómo sustituirla.
Trump no se rinde
Minutos después, el presidente Trump dijo estar "abierto" a intentar otra reforma del sistema de salud en el futuro, después del fracaso del proyecto de ley republicano para reemplazar la legislación aprobada en 2010 por el expresidente Obama.
En declaraciones a los periodistas en el Despacho Oval, Trump aseguró que el país "acabará teniendo una gran ley de salud una vez que el desastre de Obamacare explote", es decir, que las primas de los seguros médicos bajo esa ley alcancen precios exorbitados.
Paul Ryan, líder de los republicanos en la Cámara baja, también reconoció el revés sufrido por la falta de consenso en su bancada.

Ads Banners