Trump creará una lista negra de países que engañan en comercio

El presidente Donald Trump, en la Casa Blanca.

Typography

El presidente firma dos decretos antidumping a una semana de la visita oficial del presidente chino.

 

EL PAIS ESPAÑA.- 
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este viernes dos decretos para empezar a hacer frente a las prácticas maliciosas en el comercio internacional y proteger así el empleo local. Se creará una lista negra de países que "engañan". Las órdenes ejecutivas lanzan así una clara advertencia a China a una semana de la visita oficial del presidente Xi Jinping. El comercio será uno de los platos fuertes de la cita en Mar-a-Lago, que se anticipa compleja.
La doble acción ejecutiva está diseñada por Departamento de Comercio, que dirige Wilbur Ross, y el Consejo Nacional de Comercio, un órgano de nueva creación que depende directamente de la Casa Blanca y que lidera Peter Navarro. Ross es una figura clave en el equipo económico y ya advirtió durante el proceso de nominación que habría mano dura. El primer decreto, en la práctica, refuerza sus poderes.
La orden ejecutiva permitirá al Departamento de Comercio revisar todos los acuerdo comerciales en vigor y elaborar un informe que permitirá al presidente entender dónde y por qué se producen los desvíos en el déficit comercial, para actuar en consecuencia si detectan abusos. Así se creará una lista de países que engañan. Estos datos podrían servir al Tesoro en la investigación para determinar si un país manipula su divisa.
Además de identificar, país por país, produto por producto, la fuente del desequilibrio en la balanza comercial, se pretende ser más estricto en el cumplimiento de las reglas. Para ello se buscan dos cosas. Por un lado, el Departamento de Comercio tendrá una mayor iniciativa para adoptar acciones contra los socios desleales. Es un poder al que recurre en muy raras ocasiones pero que Ross ya dijo que no dudaría en ejercerlo.
"Aquí llega la caballería", advierte Ross. Se busca crear así un efecto de disuasión, para prevenir que los países que exportan sus productos hacia EE UU cumplan la reglas. El segundo decreto busca, además, que se puedan recolectar en la frontera los aranceles especiales para reprimir el dumping comercial. Como señala Peter Navarro, no es solo que se pierdan ingresos. Es que, además, no hay una defensa efectiva ante estas prácticas maliciosa.
“Los importadores no ven un riesgo”, afirman desde la administración estadounidense. Se trata, en definitiva, de cazar de una manera más efectiva a los importadores que tratan de meter en EE UU productos que están por debajo del valor de producción gracias a los subsidios. El decreto mete en el proceso al Departamento de Seguridad Nacional, que deberá definir una estrategia para afrontar estas violaciones.
China es responsable de un tercio de los casos de dumping. Pero no es la única. Hay 40 países que subsidian sus productos de una manera viola las reglas del comercio internacional. EE UU busca así ser más agresivo a la hora de identificar los productos que entran por la frontera, para que los incumplidores paguen lo que les corresponde. “Deben ver que hay un coste”, advierte Navarro.

Ads Banners