24
Sáb, Jun
921 New Articles

Se prevé que busque restringir los flujos de viajes: Trump ultima su varapalo al castrismo con Cuba y el exilio en vilo

Donald Trump el lunes en Washington.

Typography

El presidente de EE UU desvelará este viernes en Miami las medidas con las que pretende que el régimen cubano disminuya la represión política.

EL PAIS ESPAÑA
Donald Trump desvelará este viernes en Miami su política sobre Cuba. Se prevé que busque restringir los flujos de viajes y comerciales de Estados Unidos a la isla hasta que La Habana dé pasos hacia el respeto a las libertades políticas, según avanzó el martes el Secretario de Estado Rex Tillerson. “No queremos seguir dando apoyo financiero a un régimen que no ha hecho ningún cambio en su comportamiento”, dijo. Obama abandonó el modelo tradicional de mano dura y apostó por el contacto bilateral con la idea de dinamizar la economía y la sociedad cubanas, pero Trump considera que fue un “mal trato” que favorece al aparato sin democratizar al país y volverá a aplicar medidas de presión.
Cuba no se ha pronunciado oficialmente en vísperas del anuncio. En enero el presidente Raúl Castro expresaba su voluntad de “proseguir el diálogo”, aunque en marzo criticó “el proteccionismo extremo y egoísta” de la Administración de Trump y en mayo una carta del jefe de la Casa Blanca a los cubanos en la que se refería “al despotismo cruel” en Cuba soliviantó a La Habana, que calificó la misiva de “ridícula”. Trump empezó a indicar que corregiría la política de acercamiento de Obama en la recta final de su campaña, y ya como presidente electo definió a Fidel Castro tras su muerte como un “brutal dictador” y aseveró: “Si Cuba no se muestra dispuesta a ofrecer un mejor acuerdo para los cubanoamericanos y para el pueblo estadunidense en general, liquidaré el acuerdo”.
La vuelta a una suerte de tempo tenso con Washington podría resultar oportuna para el Gobierno cubano en la coyuntura actual, según el análisis del historiador Rafael Rojas, que sostiene que el hormigueo liberalizador del deshielo provocó una contrarreforma dentro del régimen en la que los comunistas conservadores retomaron posiciones ante los posibilistas. “Creo que Trump no adoptará medidas severas, y una pequeña marcha atrás con respecto al ambiente reformista desatado con la apuesta de apertura de Obama se acomoda a la demanda de mayor lentitud en el proceso político interno que existe entre la élite del poder cubano”. Cuba está preparando la sucesión presidencial de Castro en 2018, con el vicepresidente Miguel Díaz-Canel, de 57 años, como previsible sustituto.
El periodista exiliado Juan Juan Almeida, hijo del fallecido comandante y vicepresidente Juan Almeida, opina que una revisión de la política bilateral con un cambio de mando en la isla a la vuelta de la esquina es “prematuro”. “No sabemos lo que va a suceder en Cuba en un año, y lo más seguro es que después de la sucesión se tengan que redefinir de nuevo las relaciones”. Con todo, el general Raúl Castro, de 86 años, tiene intención de continuar hasta 2021 como primer secretario del Partido Comunista, que es la última instancia de poder en Cuba.
Habiendo entrado en recesión en 2016 y con Venezuela, su baluarte financiero, cayendo en picado, cabe esperar que La Habana, aún tras el previsible palo de Trump, trate de mantener en lo posible la nueva dinámica económica con EE UU. Esta semana altos funcionarios del gobierno han resaltado el buen paso del deshielo publicando datos positivos de la corriente de visitantes americanos a la isla: entre enero y mayo de este año 284.000, la misma cifra que en todo 2016. La cadena CNN ha afirmado que un cargo cubano de alto nivel le ha confiado la disposición del régimen a renegociar con Trump después de su anuncio. El sábado pasado en España, Mariela Castro, hija del presidente, decía: "El mundo hace chistes con Trump, pero en Cuba nos preocupa mucho".
Mientras tanto, los cubanos dentro y fuera de la isla aguardan en vilo el discurso del imprevisible inquilino del Despacho Oval, que este lunes, según dijo un portavoz de la Casa Blanca a El Nuevo Herald, todavía no se había leído siquiera las recomendaciones de sus asesores.

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.