Personal de la Gendarmería realizan pericias sobre el auto en el que viajaban los cuatro jóvenes muertos tras una persecución policial.