Rusia con sus 100 rublos y la fiebre del Mundial.