Brasil desembolsó en las últimas horas alrededor de 55 millones de dólares.