> Pero justo días antes del día de la madre boliviana, ella se fue hacia Argentina. Ella nunca quiso estudiar y sólo le gustaban las fiestas y esas cosas, contó Ángel a los medios de prensa.