Rodrigo Paz Pereira, alcalde de Tarija, junto a niños, niñas y las cebritas.