Imagen de la joyería minutos después del asalto