Las 22 casas en la franja roja serán demolidas de forma manual.