Tras haber recuperado la soberanía sobre los hidrocarburos se empezó con la política de la universalización del gas para todos los bolivianos.