Varias personas caminan frente a una tienda de Huawei, este lunes en Pekín.