Un edificio con una vieja pintada contra Estados Unidos, este martes en Teherán.