> El empresario paraguayo-venezolano, Carlos Gill Ramírez (izq), y el senador Oscar Ortiz.