El proyecto debía ser encarado por privados, pero con beneficios para la comuna.