> Ahora el avezado está a la espera la determinación de la justicia para conocer su futuro, es decir si es que será remitido a un centro para menores infractores de la ley, o recibirá alguna otra medida en su contra.